La casa-torre de Juan de Espina de Ampuero, a punto de abrir sus puertas

El edificio albergará un museo dedicado a este personaje en su planta superior y la oficina de turismo municipal en la de abajo

IRENE BAJOAMPUERO.

El proyecto de musealización de la casa-torre de Juan de Espina, situada en el barrio de La Bárcena de Ampuero, se encuentra muy avanzado y a punto de concluir, según ha informado la alcaldesa en funciones, Nieves Abascal, que acudió a comprobar el progreso de los trabajos acompañada por dos concejales y un técnico de la empresa adjudicataria.

El emblemático edificio albergará un centro de interpretación en torno a la figura de Juan de Espina en su planta superior, mientras se la planta baja se destinará a oficina de turismo con referencias gráficas y visuales y paneles informativos y proyecciones de toda la zona del Alto Asón. Se trata así de que la torre se convierta en un referente turístico y comarcal del Asón, «donde se podrán contemplar los ingenios de Leonardo da Vinci, así como del personaje emblemático y polifacético que la habitó en la época medieval», señala la alcaldesa.

Personaje desconocido

El Museo de Juan de Espina, que se situará en la planta alta de la casa, introducirá al visitante en el personaje, su historia y, por extensión, la historia de la casa. Una historia desconocida, a pesar de la vinculación del personaje con el pueblo de Ampuero. Este homenaje se realizará con proyecciones visuales, juegos e introducción al coleccionismo, una de las principales aficiones de Juan de Espina. No en vano el homenajeado guardaba con celo multitud de artilugios relacionados con el arte, la literatura y curiosidades, con los que los visitantes de la exposición podrán deleitarse observándolos, junto con su historia a través de los archivos gráficos y audiovisuales, como es el caso de los dos códices manuscritos de Leonardo Da Vinci que conservaba con recelo Espina y que a su muerte legó al monarca Felipe IV.

La casa-torre fue adquirida por el Ayuntamiento de Ampuero por un importe de 247.150 euros con el fin de darle un uso cultural que se hará realidad con la apertura del museo. El edificio fue rehabilitado en 2003 por el arquitecto Miguel Ángel Montes y el ingeniero Francisco Fernández Hernández, que quedaron tan maravillados con el conjunto arquitectónico que publicaron un libro contando su historia y el proceso de rehabilitación.

Fotos

Vídeos