Crecen los delitos de tráfico, violencia de género y contra el patrimonio

Los procedimientos incoados por la Fiscalía en 2010 aumentaron un 8%, según la memoria presentada por la fiscal superior

MARIÑA ALVAREZSANTANDER.
La fiscal superior, María Teresa Calvo, en la presentación. ::                             R. RUIZ/
La fiscal superior, María Teresa Calvo, en la presentación. :: R. RUIZ

Los procedimientos incoados por la Fiscalía de Cantabria en 2010 aumentaron un 8% respecto al año anterior, sobre todo los de violencia de género, los delitos contra el patrimonio y los de tráfico. Así se refleja en la la Memoria 2010 de la Fiscalía, que ayer presentó la fiscal superior, María Teresa Calvo, quien destacó el descenso de la pendencia en la Justicia, de más de un 77%, porque pese a que las diligencias aumentaron, se redujo la diferencia entre los asuntos pendientes y los resueltos.

Calvo explicó que el pasado año la Fiscalía de Cantabria tramitó 49.060 diligencias, frente a las 45.240 de 2009. Descendieron (un 1,6%) las incoadas por los delitos más graves, los que se cometen contra la vida y la integridad física.

En términos comparativos, en 2010 el número de homicidios y asesinatos disminuyó un 31% en Cantabria , al pasar de 16 a 11.

El pasado año se produjo además un importante descenso (81,25%) de los delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social. También bajaron considerablemente los delitos de distribución de material pornográfico utilizando a menores y los de estafa cometidos a través de internet.

En línea ascendente

Sin embargo, el pasado año se produjo un incremento de los procedimientos incoados por violencia de género (7 %), por delitos contra el patrimonio (12 %), por seguridad vial (49,5 %) y los delitos contra las relaciones familiares (19 %).

La fiscal superior señaló que en 2010 el Ministerio Público tramitó en Cantabria 1.254 procedimientos por violencia de género, pero destacó que no hubo muertes por esa causa. La mayoría de esos asuntos se debieron a maltrato ocasional, de obra o de palabra (256), seguido de quebrantamientos de condena o medidas cautelares (60), amenazas o coacciones leves (42) y lesiones (32). Y hubo 31 de maltrato habitual.

Se solicitaron 81 medidas de alejamiento (un 22,7% más) y 492 órdenes de protección (14 más), de las que 166 fueron denegadas.

En los delitos contra el patrimonio se aprecia un incremento de los robos con violencia o intimidación (48 %), de los hurtos (5,3 %) y de las estafas (15%). Pero descendieron los robos con fuerza, las apropiaciones indebidas y los robos y hurtos en vehículos.

Se duplicaron los procedimientos de delitos de seguridad vial y, según la fiscal superior, la mayoría se debe a la conducción bajo los efectos del alcohol.

Además, se incoaron 80 diligencias de investigación en medio ambiente y urbanismo (en 2009 fueron 32), 55 relacionadas con el medio ambiente y 25 con delitos contra el territorio, que dieron lugar a la presentación de 10 denuncias, la mayoría por la construcción de viviendas en suelo rústico. Y aumentaron los incendios forestales, que llegaron a 816.

Necesidades

Por otra parte, Calvo aprovechó la convocatoria para pedir más medios personales para la Fiscalía, en concreto un jefe de personal, una nueva plaza de funcionario y la consolidación de dos más que se crearon como de refuerzo. Dijo que en 2010 no se produjo ningún aumento de plantilla, de forma que en Cantabria se mantienen los 28 fiscales que hay desde que en 2009 se habilitaron las dos últimas plazas.

La fiscal superior indicó además que desde 2006 no se ha creado ninguna plaza de funcionario en las oficinas del Ministerio Público de Cantabria.

En materia de medios materiales, recordó la puesta en funcionamiento del sistema informático Vereda y la inauguración del Palacio de Justicia de Torrelavega. Calvo resaltó la necesidad de «encontrar soluciones» a la «falta de espacio» en la sede judicial de la calle Alta de Santander y pidió que se realicen obras de mejora en la sección territorial de Laredo.