El puerto de Requejada está pendiente de un informe de la Abogacía del Estado

Foto: L. Palomeque/
Foto: L. Palomeque

Debe valorar la situación de las instalaciones y determinar si el tráfico de buques por la ría de San Martín es viable

F. F.-C.SANTANDER.

El puerto de Requejada, cerrado al tráfico desde octubre de 2008, espera que un informe de la Abogacía del Estado determine si la entrada y salida de buques es o no viable, mientras continúa en un 'limbo' jurídico porque no está adscrito ni a la Administración regional ni a la estatal.

Así lo explicó a Efe el director de la empresa concesionaria del puerto, Julio Cabrero, que lamentó que ese informe de la Abogacía del Estado se está «demorando» mientras el puerto sigue cerrado y en una situación jurídica sin definir, puesto que no está adscrito a la Administración estatal y tampoco se produjo su transferencia a la comunidad autónoma.

El director de la concesionaria recordó que la Consejería de Obras Públicas encargó una consultoría sobre la viabilidad del puerto que determinó que el acondicionamiento de la bocana y de la ría San Martín supondría una inversión de cerca de 50 millones.

Ese documento se ha enviado a Capitanía Marítima para que se decida si se dan las condiciones que se necesitan para permitir la entrada y salida de embarcaciones.

Cabrero indicó que, tras conocer ese informe, su empresa presentó un escrito en Capitanía Marítima para solicitar el reinicio de la actividad de tráfico. Y el otoño pasado ese organismo trasladó toda la documentación de este caso a la Abogacía del Estado, que ahora debe pronunciarse en un informe sobre la situación del puerto y si se autoriza el tráfico de embarcaciones.

Cabrero sostiene que el inicio de la actividad del puerto de Requejada interesa, entre otras, a empresas que están ubicadas en Torrelavega y en otros puntos de la comunidad autónoma, y que son «los verdaderos usuarios» de esta infraestructura. «Se trata de una vía marítima y permitir que se pierda me parece un atraso, tal y como están las cosas ahora mismo», manifestó Julio Cabrero.

«Inversiones grandiosas»

El director de la empresa concesionaria del puerto discrepa de las «inversiones grandiosas» que recoge el informe de consultoría que encargó Obras Públicas. «Si hasta 2008 ha estado funcionando el Puerto Requejada habría que preguntar qué es lo que ha cambiado para que ahora no funcione o para que ahora no se autorice la entrada y salida de barcos», aseveró.

Cabrero, que es el alcalde de Polanco, no está de acuerdo con el contenido de ese informe porque recoge dragados en la ría que, a su juicio, no «hacen falta», ya que los barcos entran en el Puerto «en función de las pleamares», a lo que añadió que la entidad Puertos de Cantabria realizó un dragado en la zona de la desembocadura del Puerto, e incluso hizo una voladura de la roca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos