La Sociedad de Fomento, a favor de abrir la campaña salmonera en abril

El acotado de Puente Viesgo, en el Pas, ha sido de los tramos más concurridos del Pas. ::                             LUIS PALOMEQUE/
El acotado de Puente Viesgo, en el Pas, ha sido de los tramos más concurridos del Pas. :: LUIS PALOMEQUE

Este colectivo califica de «buena» la temporada aunque ve prematuro hablar de la recuperación de la especie

FERNANDO DE LA IGLESIASANTANDER.

Con los aparejos guardados y las cañas reposando para futuras batallas, toca hacer balance de la temporada salmonera. A la espera de que trasciendan nombres, medidas y propuestas por parte de los nuevos responsables de la Consejería de Pesca, son muchos los pescadores y asociaciones los que se aventuran ya a lanzar sus ideas de cara a la campaña del 2012. El debate, un año más, está servido.

Algunos colectivos, como la Sociedad de Fomento de Caza y Pesca, no quieren lanzar las campanas al vuelo. Por un lado, su directiva califica el año de «bueno en capturas, sobre todo teniendo en cuenta las pobres cifras de años anteriores»; por otro hace un llamamiento a la cautela. «El salmón aún no se ha recuperado. La situación de los salmones hay que valorarla en ciclos de no menos de cuatro años, y con el hecho de cubrir todos los cupos no se puede valorar una mejora», matizan.

¿Y qué dicen de los totales autorizados de capturas? El colectivo de cazadores y pescadores, presidido por Aníbal, no los ve con buenos ojos: «Como única medida establecida está mal, ya que se han decretado aleatoriamente, sin ninguna base ni estudio previo. Se deberían de acompañar de otras medidas, puesto que el pescador de caña no es el culpable de la situación actual del salmón».

En su opinión, sería necesaria una profunda revisión de los cupos: establecerlos según las circunstancias de la temporada y la cantidad de salmones que entren a los ríos. Eso sí, con el margen suficiente para «garantizar el desove, circunstancia para la que es imprescindible contabilizar la entrada de los salmones en cada río».

Batería de medidas

Contabilizar la entrada de salmones en cada cuenca; un estudio y seguimiento de los salmones en el río; adelantar la apertura a abril, excepto en el Deva; llevar a cabo repoblaciones regulares; poner en marcha un seguimiento de las zonas de desove y su situación idónea; recuperar los hábitats naturales de los salmones con la eliminación total de vertidos; o realizar seguimientos del desove y del retorno de alevines, se encuentran entre la batería de medidas que propondrán en futuros debates sobre el devenir de la especie.

En resumen, la Sociedad espera que el nuevo gobierno «realice un esfuerzo en la recuperación del Salmón en Cantabria, con una gestión adecuada, medios suficientes y normativas que compatibilicen la pesca con su supervivencia». «Únicamente con medidas restrictivas a los pescadores no se soluciona nada», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos