Las denuncias por violencia de género aumentaron en la comunidad un 5%

Cantabria es donde más mujeres mantienen hasta el final los procesos abiertos tras ser agredidas

PILAR CHATOSANTANDER.

En 2010 se registraron en Cantabria 1.231 denuncias, un 5% mas que el año anterior -en España fueron un 1% más-, aunque las órdenes de protección adoptadas descendieron un 7%. Se estudiaron 329, de las que 172 derivaron en algún tipo de medida. El 93% de las órdenes de protección se abrieron a instancias de las víctimas y la mitad implicaron alejamientos o prohibiciones de comunicación.

Son cifras del Observatorio Contra la Violencia de Género y Doméstica del Consejo General del Poder Judicial recogidas en el informe anual sobre violencia de género en Cantabria, que elabora el Gobierno autónomo, y que acaba de ser remitido al Parlamento regional.

Uno de los datos relevantes del informe es el hecho de que Cantabria es la comunidad autónoma con menos renuncias. Es decir, en la que menos mujeres pidieron que se detuviera el proceso policial o judicial abierto por su caso. En 2010 se produjeron 57 renuncias, lo que supone un ratio del 4,6%, el más «exiguo» de España, cuyo conjunto es del 11%.

El viernes pasado, el Observatorio avanzó algunos datos del primer trimestre de 2011, en los que se confirma esta tendencia. Cantabria sigue siendo la que presenta un ratio menor de renuncias. Esto, junto al incremento de denuncias (en el primer trimestre de 2011 ya hay registradas 262 nuevas), pone de relieve, indican los expertos, que las mujeres cada vez reconocen más el problema del que son víctimas, y que se encuentran fuertes para denunciar.

Cantabria tiene una tasa de 41 denuncias por cada 10.000 mujeres. La media de España es de 56.

En la región se ha producido un aumento sostenido del incremento de denuncias por violencia de género desde 2004. En 2010 el aumento más importante se produjo en el partido judicial de Santander, con un 33% más. En Medio Cudeyo se mantuvieron igual y en el resto de partido descendió: Laredo y San Vicente un 5%; Santoña un 8%; Castro Urdiales un 23%; y Reinosa un 39%.

El informe del Gobierno enviado al Parlamento también recoge datos como los 817 procedimientos abiertos por la Fiscalía sobre violencia contra la mujer; las 107 detenciones realizadas por la Policía Naciona, y las 48 denuncias recibidas en este órgano por quebrantamiento de las medidas de protección a las víctimas, lo que derivó en 45 detenciones. Los datos recogidos en este informe permiten realizar una radiografía de la situación en la que se encuentra Cantabria.

Centro de asistencia

Radiografía que queda completada con los números que arroja el Centro Integral de Asistencia e Información a las Víctimas de Violencia de Género (Ciaivvg), dependiente del Gobierno regional y también incluido en el informe. En este centro se atendió entre el 1 de abril de 2010 y el 31 de marzo de 2011 a 467 mujeres, de las que 303 eran casos nuevos (la anualidad anterior fueron 380). El 83% de las mujeres atendidas dijo haber sido víctima de malos tratos y el 72% refirió haber padecido violencia tanto física como psíquica, el mayor porcentaje desde que el centro entró en funcionamiento.

El 64% de las mujeres que acudió al centro dijo haber interpuesto denuncia y el 42% explicó que los malos tratos comenzaron transcurrido un tiempo de la convivencia con sus parejas. Un porcentaje que aumenta en 8 puntos respecto al anterior informe.

Las estadísticas del Centro describen a las mujeres víctimas: españolas en su mayoría (63%, aunque al porcentaje desciende años tras año) con una edad media de 38,9 años, aunque las menores de 40 años no dejan de crecer, un 69% en la ultima anualidad; casi la mitad (el 44%) tiene estudios secundarios y continúa aumentando el nivel de estudios de las mujeres que son asesoradas.

El 78% de las mujeres atendidas en el Ciaivvg reside en los municipios más habitados de la región. El aumento en el número de denuncias que recoge el Consejo general del Poder Judicial también evidencia como la totalidad del incremento registrado en 2010 se concreta en el Partido Judicial de Santander.

En el área de agresión, abuso y acoso sexual de este centro se atendieron un total de 46 casos nuevos. El 96% eran mujeres y el resto niños. Descendió el porcentaje de menores de edad, respecto a 2009, un 37% frente al 48% del año anterior. El 89% eran mujeres españolas, el porcentaje más alto del último quinquenio.

Otros centros

En el Centro de Emergencia del Gobierno fueron atendidas en 2010 36 mujeres, que estuvieron una media de 29 días. El 61% eran extranjeras y el 53% menores de 35 años. El 56% de las mujeres que ingresaron en este centro tenían hijos. En el Centro de Acogida permanecieron el año pasado 52 personas: 26 mujeres y 26 menores. En los pisos tutelados vivieron el año pasado tres mujeres.

El estudio, que se corresponde al séptimo año de la entrada en vigor de la Ley Contra la Violencia de Género contiene datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno, la Fiscalía del TSJC, el Consejo General del Poder Judicial, el Punto de Coordinación Administrativa y la Unidad de Valoración Forense del Instituto de Medicina Legal.

Colaboración institucional

Durante el ultimo año se ahondó en los procesos de formación y en la coordinación interinstitucional entre las tres administraciones: Estado, comunidad autónoma y ayuntamientos. Ahora ya todo Cantabria tiene un protocolo de actuación adaptado a su realidad municipal. El último en unirse fue Santander con la incorporación de tres equipos de trabajo.