Un rescate de ensayo en medio de la bahía

Ayer se presentó en Santander la campaña nacional de seguridad para la náutica de recreo, que este año busca mayor difusión a través de la red. Los barcos de recreo suponen el 73% de las intervenciones de Salvamento Marítimo en Cantabria

TEODORO SAN JOSÉSANTANDER.

Un centenar de personas componen el equipo de Salvamento Marítimo que vela por la seguridad del tráfico marítimo en Cantabria. Su misión es prestar apoyo a las embarcaciones y a sus ocupantes y actuar en alta mar en caso de emergencia, causas por las que el pasado año salieron de su base en 139 ocasiones, lo que significa una media de una actuación cada tres días.

Estar preparados los 365 días del año ante cualquier contingencia les obliga a ejecutar prácticas varias veces por semana. En mar abierto o en aguas menos comprometidas. Ayer lo hicieron en la bahía de Santander, donde supuestamente habían colisionado dos embarcaciones de recreo. Una de ellas se había hundido y sus dos tripulantes echaron al agua una balsa salvavidas, mientras que la otra presentaba una vía de agua. El helicóptero Helimer 205, con base en Santander -y que de madrugada intervino en un accidente real cerca de Górliz para rescatar a los tripulantes de un velero francés- acudió a la llamada de socorro.

Personal de apoyo se lanzó al mar para rescatar e izar a los dos tripulantes del barco hundido. Entre tanto, la embarcación de intervención rápida 'Salvamar Deneb' llegó para prestar ayuda y remolcar hasta puerto al barco con la vía de agua.

Este equipo, el pasado año, asistió a 74 buques, de los que 54 eran embarcaciones de recreo, y se vieron involucradas 215 personas. En España, Salvamento realizó 5.264 intervenciones en las que estuvieron involucradas 12.338 ocupantes y asistieron a 3.553 buques, la mitad de ellos, de recreo.

Estos fueron algunos de los datos que se ofrecieron ayer durante la presentación de la campaña nacional de Seguridad para la Náutica de Recreo. Se ofició en la sede de la Autoridad Portuaria de Santander, donde el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas; la directora General de Marina Mercante, María Isabel Durántez y el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez, a quienes acompañaba la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, insistieron en la prevención y concienciación de los ciudadanos para evitar consecuencia fatales en la mar.

En Cantabria están matriculadas 8.200 embarcaciones de recreo. Y este tipo de barco supuso el 73% del total de embarcaciones asistidas el pasado año por Salvamento Marítimo, actuaciones en las que estuvieron involucradas 103 tripulantes y navegantes. Y como «la mejor emergencia en el mar es la que no se produce», como indicó Durántez, el propósito de la campaña que se presentó ayer es hacer llegar y dar la máxima difusión a las medidas y consejos preventivos con el fin de que las cifras ofrecidas y las personas afectadas sean las menos posibles.

La seguridad, en la red

De ahí que la campaña lleve como lema 'La seguridad en la mar está en la red', en referencia a la posibilidad de acceso universal para conocer las normas de prevención y las recomendaciones tanto antes de zarpar como durante la navegación.

Además, desde la página www.seguridadnautica.es, donde se puede consultar y acceder a todo tipo de información útil relacionada con la seguridad y el empleo de este tipo de embarcaciones, se puede descargar incluso en determinados teléfonos móviles. Asimismo, la pagina tiene enlaces con la información meteorológica y aporta consejos ante las habituales emergencias que suelen presentarse en los barcos de recreo. Como justificó Durántez, «se pretende facilitar el acceso a todo lo que pueda ayudar a evitar una incidencia o emergencia en la mar».

Táboas, por su parte, puso en valor la náutica de recreo al referirse a ella como un sector importante en la actividad económica en España, que da empleo a de 100.000 trabajadores, por lo que se trata de «una actividad a la que estimular y potenciar» y lo comparó con Italia, con igual número de amarres -alrededor de cien mil- si bien allí la náutica de recreo mueve muchos más puestos de trabajo. Y como secretario de Estado de Transportes destacó el esfuerzo inversor del Ministerio, con mil millones para el conjunto de medios -patrulleras de salvamento, embarcaciones de intervención rápida, helicópteros, etc.- destinado a atender a personas y buques y a luchar contra la contaminación en el mar.