Corredor invita a los arquitectos a aplicar su talento en la rehabilitación

El cántabro David Casino recoge de manos de Corredor el Premio de Arquitectura, en presencia de su compañero Bernardo Angelini. ::                             L. PALOMEQUE/
El cántabro David Casino recoge de manos de Corredor el Premio de Arquitectura, en presencia de su compañero Bernardo Angelini. :: L. PALOMEQUE

La secretaria de Estado inauguró en Comillas la muestra de la XI Bienal de Arquitectura y presidió la entrega de premios

PILAR CHATOSANTANDER.

El Gobierno de España vuelve a reiterar su apuesta por la rehabilitación y la regeneración urbana. En tiempos de crisis, creadores y administradores vuelven la mirada hacia lo existente, hablan de sostenibilidad y critican el despilfarro.

Así quedó plasmado ayer durante el acto de entrega de premios de la XI Bienal de Arquitectura, que en esta edición regresó a Comillas tras su paso por Santillana del Mar en 2009. Una cita que tuvo lugar en el Claustro del Seminario Mayor, sede de la Fundación Comillas, y que sirvió, además, de inauguración de la muestra que reúne los 40 finalistas elegidos entre las 734 propuestas creativas presentadas este año al certamen, casi un 50% más que en la edición anterior.

La secretaria de Estado de Vivienda, Beatriz Corredor, presidió el acto y la entrega de premios de esta edición que se ha desarrollado bajo el lema 'Lo próximo, lo necesario'. Una edición que cuenta con un cántabro entre los galardonados principales, el arquitecto David Casino.

Corredor invitó a arquitectos y urbanistas a desarrollar su talento, creatividad y conocimientos en el ámbito de la rehabilitación y la regeneración urbana, y, sin negar la creación de la nueva arquitectura, apostó por la recuperación de edificios y viviendas -«una apuesta clara del Gobierno de España»- para desarrollar «una nueva cultura urbana basada en la sostenibilidad y no en el despilfarro».

Dos décadas lleva celebrándose la bienal de arquitectura, diez años que han sido testigos del crecimiento y el estallido de la burbuja inmobiliaria que condujo, destacó ayer Corredor, a una especialización predominante de arquitectos y urbanistas en obra nueva y en ciudades en constante crecimiento. Ahora los tiempos son otros y las necesidades de la sociedad también. Por ello, afirmó que «se abren nuevas oportunidades para los profesionales que consideran que la rehabilitación tiene el mismo rango creativo que la arquitectura de nueva planta».

Palabras para los premiados

Corredor tuvo unas breves palabras para cada uno de los seis proyectos premiados, resaltando el hecho de que la vivienda protagonice un buen número de las obras seleccionadas lo que demuestra que «también las actuaciones a escalas más pequeñas son importantes para conformar espacios de calidad, tejidos urbanos complejos y ricos». Del Premio de Arquitectura, que ha recaído en un proyecto de viviendas sociales en Mieres que firma el cántabro David Casino junto a Bernardo Angelini, la secretaria de Estado resaltó como estos dos arquitectos introdujeron valores sociales, culturales y ambientales a la ciudad.

Los seis proyectos galardonados (ver suplemento Sotileza) y el resto de obras finalistas se muestran en la exposición que permanecerá en Comillas hasta el 11 de septiembre para, a partir de ahí, iniciar un periodo de itinerancia dentro y fuera de España, teniendo como primera parada la sala de exposiciones del Ministerio de Fomento en Madrid.

En el acto estuvieron presentes, entre otros, el rector de la UIMP, Salvador Ordóñez; el consejero de Obras Públicas, Francisco Rodríguez; los alcades de Santander, Íñigo de la Serna, y Comillas, Teresa Noceda; y el decano del Colegio de Arquitectos, Ignacio Pereda.

 

Fotos

Vídeos