A domicilio

Un concierto en casa, ostras frescas, envío de cartas... Todo está ya en Internet

ALEJANDRO CARANTOÑA

Es conocida la cantidad de información y servicios que se pueden encontrar gratuitamente en internet. También que se puede hacer la compra, buscar ropa, juguetes, instrumentos, pedir pizzas, enviar flores... Todo es posible. Pero no resultan tan evidentes ciertas iniciativas empresariales que empiezan a florecer y, desde lo minoritario, se extienden por todo el país.

Un ejemplo: ahora es posible comprar por la red algo tan peliagudo como las ostras frescas - amén de otros mariscos y moluscos- y tenerlas en casa en 48 horas. En pescarousa.com, modesto portal gestionado por una familia gallega, sirven a diario (excepto domingos y lunes); en comprarostras.com se pueden hacer pedidos para cada jueves. Entre 10 y 15 euros la media docena. Cualquiera puede darse un festín. Ya existe incluso un servicio para que se las abran a domicilio. No hay que preocuparse. La red lo resuelve todo.

Otro ejemplo: actuaciones en directo en su propia casa. Como suena: Live in the living es una idea holandesa, importada a España, que consiste en ceder voluntariamente nuestro domicilio para que uno de los artistas que colaboran con ellos actúe en casa. Solo es necesario estar dispuesto a dejar a unos desconocidos tomar el parqué y poner pincheo. Así, por ilustres pero anónimos salones han pasado Russian Red, Abraham Boba u Ornamento y delito.

Por último, ha nacido recientemente LaExperiencia.com, una página mediante la cual se puede hacer llegar una carta física (de manera gratuita) a empresas, restaurantes u hoteles visitados para enviarles la queja, sugerencia o pregunta correspondiente con un formulario hecho de antemano. Los comentarios, en el buzón, surten más efecto. El e-mail con un vídeo ya no sirve. Ahora, cartas, ostras... o grupos musicales enteros a un golpe de ratón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos