Sordo impone su ley en Liébana

Foto: Pedro Álvarez/
Foto: Pedro Álvarez

El piloto mundialista venció con un Silver Car S2 en la II Subida a Dobres | Juan Castillo, antiguo copiloto del ganador, se clasificó segundo, mientras que Javier España ganó en carrozados

PEDRO ÁLVAREZDOBRES.

Dani Sordo demostró ayer en Potes porque es uno de los mejores pilotos en el Campeonato del Mundo de Rallies. El de Puente San Miguel se impuso con total autoridad en la segunda edición de la Subida a Liébana (Dobres)-Memorial Luis Bartolomé a bordo de un Silver Car. Segundo fue su excopiloto Juan Castillo y tercero Rubén Nogueiras, ambos con idéntica montura a la de Sordo. En la categoría de carrozados el triunfo correspondió a Javier España (Mitsubishi Lancer Evo X), en Propulsión, Ricardo Gómez Noriega (Ford Sierra Cosworth), en Junior, Iván García (Peugeot 106 Rallye) y en la Copa Hankook, Francisco Javier Pereda (Citroën Saxo).

La presencia de público fue la nota más destacada de una prueba que ha se recuperado gracias al trabajo de la escudería Motor Racing Cantabria. Desde primera hora, cientos de aficionados se concentraron en torno a las diferentes zonas de la espectacular carretera que separa las localidades de Bárago y Dobres, en el municipio de Vega de Liébana. Al final, fueron 26 los pilotos que tomaron la salida, contando con la presencia de Dani Sordo, piloto oficial de Mini en el Mundial de Rallies, y que en esta ocasión corrió a bordo de un Silver Car S2. La climatología condicionó el desarrollo, ya que la niebla cubrió las zonas altas de las cumbres, lo que no permitió poder contemplar mejor el magnífico entorno, pero los participantes gozaron de una agradable temperatura.

La línea de salida estaba situada a 200 metros de la localidad de Bárago, y la meta 100 metros después de pasar el segundo túnel que comunica con Dobres y Cucayo. El tramo a recorrer fue de 5.750 metros, con una pendiente media de 5,79 % y máxima de 6,67 %. La verificación de los vehículos se realizó en la villa de Potes, y a las 12.00 horas se cerró al público el tramo de carretera por donde iba a discurrir la prueba. A las 13.30 horas, comenzó la primera manga libre de entrenamientos, a la que continuó la manga oficial de entrenamientos. Concluidas estas dos mangas, fue cuando llegó la hora de la verdad, disputándose las dos subidas oficiales.

No cabe duda de que la combinación de tramos rápidos alternados con siete paellas y la entrada en los dos túneles excavados en la roca, por donde discurría la carretera, fue un motivo más para que la Subida fuese muy competitiva desde su inicio.

Finalmente, el ganador absoluto de la II Subida Automovilística a Liébana fue Dani Sordo, que realizó un tiempo total (sumando las dos mangas) de 6:21.98; el segundo clasificado fue Juan Castillo (6:36.61), y el tercero Rubén Nogueiras (6:48.03).

Motor Racing contó con amplia presencia de voluntarios en los diferentes tramos de que constaba el recorrido. Los principales colaboradores para sacar adelante la cita fueron los Ayuntamientos de Vega de Liébana, Potes, y Cillorigo de Liébana, la Junta Vecinal de Dobres, la Federación Cántabra, junto con diferentes empresas entre las que se encontraba EL DIARIO MONTAÑÉS.

Los premios a los primeros clasificados en las diferentes categorías, se entregaron a las 20.00 horas, en la localidad de La Vega, por Gregorio Alonso, alcalde de Vega de Liébana; concejales del Ayuntamiento y representantes de la Junta Vecinal de Dobres.