La Lechera queda en el olvido tras la creación de la nueva Feria de Muestras

El grave deterioro de las instalaciones y los recortes presupuestarios hacen inviable su reapertura a corto plazo

MARIO CERROTORRELAVEGA.
Foto: Sane | Vídeo: Mario Cerro y Adrián Presa/
Foto: Sane | Vídeo: Mario Cerro y Adrián Presa

El futuro de La Lechera es una incógnita. Hace un año que ese gran recinto municipal cerró sus puertas y el deterioro de sus instalaciones, que no reúnen en la actualidad las condiciones mínimas de seguridad, hace inviable su reapertura. El edificio, una antigua fábrica de leche, acogió su primer certamen expositivo en 1987, tras una obra de rehabilitación en la que se invirtieron 120 millones de pesetas. Veinticuatro años después, el inmueble permanece en el olvido. Además, el hecho de que la nueva Feria de Muestras de Torrelavega tenga su sede en el Mercado Nacional de Ganados, descarta su uso a corto plazo como centro expositivo.

El equipo de gobierno del Partido Popular pretendía volver a recuperar La Lechera como centro de los certámenes feriales, pero en el mes de julio asumió que su deterioro y la falta de dinero para acometer la inversión necesaria para su puesta en marcha, le obligaba a apostar «de forma provisional» por el Mercado Nacional de Ganados como sede de la Feria de Muestras de Torrelavega.

El lunes la nueva entidad salvó su último escollo antes de empezar a funcionar en el Ferial y todas las miradas se centraron en La Lechera. Nadie sabe cuál será el futuro de este edificio. Ni el propio alcalde, Ildefonso Calderón, conoce la inversión necesaria para acondicionar las instalaciones «y dedicarlas a cualquier actividad», aunque reconoce que será «considerable». Lo que sí tiene claro es que quiere recuperar este espacio para ponerle al «servicio del municipio y de toda Cantabria».

Tampoco se ha vuelto a saber nada del proyecto de convertir el edificio municipal (más de 4.000 metros cuadrados) en un centro comarcal de atención a la infancia desde que lo propuso en enero la entonces alcaldesa, Blanca Rosa Gómez Morante. Su idea era facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. El proyecto fue tachado de electoralista por el resto de grupos políticos y, aunque nadie le criticó abiertamente, generó escepticismo entre la ciudadanía. En plena campaña electoral, Gómez Morante volvió a hablar de él en la presentación de su programa como candidata socialista: «Queremos transformar La Lechera en un centro de conciliación de la vida familiar y laboral, una fábrica de arte y un laboratorio de música». Un planteamiento que no cuenta con el beneplácito del nuevo equipo de gobierno.

Sin rumbo

El certamen de Antigüedades fue el último evento que acogió, en agosto de 2010, La Lechera. En ese momento la Feria de Muestras de Cantabria estaba herida de muerte por las deudas y el abandono del consorcio por parte del Gobierno regional. El tránsito hacia la nueva entidad ferial (Feria de Muestras de Torrelavega) parece resuelto, pero La Lechera, cuyo calendario ferial atrajo a decenas de miles de visitantes todos los años y era uno de los principales atractivos de Torrelavega, sigue cerrada y sin proyecto de futuro.