«El dinero es ruin pero estupendo»

La asociación Mujer Siglo XXI distingue a la cofundadora de Zara con el 'Alfiler de Oro'

LUIS GÓMEZBILBAO.

A sus 67 años, muy bien llevados, el dinero -posee 2.800 millones de euros en acciones, fondos e inmuebles- no la ha cambiado. Rosalía Mera ha sido premiada también por su labor al frente de Paideia, que busca la inserción sociolaboral de los discapacitados.

- ¿Intenta cambiar el mundo?

- Debemos inventar otra manera de producir, pensar, emprender...

- ¿El éxito sabe mejor cuando se consigue desde lo más bajo?

- Cuando hay que luchar, a veces duramente, el triunfo sabe mejor. A lo fácil todos tienen acceso, pero la abundancia no beneficia en nada. Es la madre de casi todos los males.

- Pero la ambición...

-El éxito está más en el lado del ser que el tener. Nos ha perdido la ambición de llegar pronto y lograr el máximo.

- ¿Por qué la riqueza sigue en manos de los hombres?

- ¡Bufff! Las mujeres hemos vivido de forma vicaria a través de los hombres. Nuestro potencial se está poniendo ahora en juego.

- ¿Le fastidia que se le conozca como la 'ex' de Amancio Ortega?

- Vamos a ver. Lo que mueve a los hombres no es nuestro motor. Ponemos en primer plano a los hijos y el amor de un hombre, pese a que somos mejores gestores que ellos. Hacemos mucho con poco y eso en la empresa es una... competencia que aún no hemos probado. No nos dejan estar arriba. Digo que nos dejarán algún día. («A ti sí. ¡Cualquiera te tose!», interviene la presidenta de Mujer Siglo XXI, Magdalena Múgica). Sí, pero soy una minoría.

- Trabajó de costurera y vendió pescado. Hoy es la mujer más rica de España. ¿Se siente poderosa?

- No. Me siento poderosa porque era capaz de hacer eso con la edad que tenía. He visto a muchos que han tenido éxito y, ¡boom!, se han caído. En cambio, otros de los que no se esperaba nada, navegan muy bien. Esto es circular. Los que estaban arriba bajan y los que estábamos abajo subimos, pero no quiere decir que no volvamos a bajar. No hay que pegarse demasiado ni al éxito ni al tener.

- ¿A qué, entonces?

- A compartir con los demás.

- ¿Qué le ha dado el dinero?

-Evita enormes injusticias. Hay que poner el dinero en su justa medida. Si la ambición... ¡Hay que ver qué cuadros tenemos ahora mismo! El dinero tiene una dimensión muy fea y ruin. A veces, es muy poco útil.

- Pero imprescindible.

- Hay que saber manejarlo. Bien usado es una cosa estupenda.

- ¿Qué queda de la mujer que participó en el nacimiento de Zara?

- Lo esencial está intacto. Miro para atrás y veo un recorrido muy coherente. Hasta los aspectos malos he sabido manejarlos bastante bien, lo que también es un arte.

- ¿Se siente un icono?

- No es mi afán. Llegas porque llegas y hay que tener la valentía de asumirlo. Pero también somos motor de cola. Eso lo sabemos muy bien las que tenemos pareja o la tuvimos.

- ¿Viste de Zara porque, además de gustarle esa ropa, sigue siendo también de lo más barata?

- Hay muchísimas cosas de Zara que me encantan. Aunque ahora estamos en un momento muy confuso porque... ¿hay que gastar o ahorrar?

- ¿Qué hacemos, Rosalía?

- Debemos consumir, los que podamos. Y también tenemos que ser austeros con el gasto.

- ¿Goza aún con la 'telebasura'?

- Veo casi todo, también 'telebasura'. Me parece una información sociológica que uno no puede dejar de ver. No es una banalidad. Nos puede parecer, pero ahí hay muchas cosas en juego. Ya no queremos saber nada del vecino. El patio de la comunidad está en la televisión.