Detenida en El Alisal una pareja «experta» en robos en comercios

La Policía Nacional arresta a una joven en un centro comercial de Nueva Montaña por un hurto valorado en 523 euros

G. M.SANTANDER.

Expertos en hurtos en establecimientos comerciales. Así define la Policía Nacional a I. A. R. y R. E. M., una pareja que fue detenida el pasado día 9 como presuntos autores de tres hurtos en una tienda de El Alisal. Los dos primeros robos datan del pasado mes de marzo: en ellos, los supuestos ladrones se apropiaron de dos cámaras fotográficas valoradas en 800 euros, cada una. La última de sus fechorías se desarrolló el viernes, día 4 de este mes, cuando sustrajeron una Tablet PC valorada en 690 euros.

Durante la detención de I. A. R. y R. E. M. -ambos vecinos de Bilbao-, los agentes les incautaron un dispositivo inhibidor de alarmas que les facilitaba las sustracciones. La Policía indica que este aparato no es «fácil de conseguir», algo que indica la especialización de esta pareja vizcaína en el ámbito de los hurtos. Su 'modus operandi' era sencillo: compraban algo de escaso coste para no levantar sospechas y utilizaban el desalarmador para sustraer objetos de mayor valor económico.

Mientras R. E. M., de 18 años, carecía de antecedentes, su compañero, I. A. R. de 28 años, ya estaba fichado por diversos delitos ocurridos en Bilbao y en la localidad vizcaína de Guernica. Tras su detención pasaron a disposición judicial.

El pasado día 10, agentes de la Policía Nacional detuvieron a A. M. como presunta autora del hurto de once prendas de vestir, valoradas en 523 euros. El suceso tuvo lugar en un centro comercial de Nueva Montaña. La joven, de 24 años, fue sorprendida por el vigilante de seguridad cuando salía del mismo con prendas dentro de una bolsa preparada para eludir los sistemas de seguridad.

En las investigaciones posteriores, los agentes pudieron determinar que A. M. iba acompañada de dos varones -aún no localizados- en hurtos similares que tuvieron lugar en Madrid, la zona de Levante y Andalucía. A la mujer le constan doce detenciones anteriores por delitos contra la propiedad, cometidos en los lugares antes citados. La presunta ladrona pasó a disposición judicial.