La liebre, en franca recuperación en los montes cántabros

Alberto y Ángel Pernía (agachados), junto a su compañero Toño, con una liebre abatida en Silió. ::
                             DM/
Alberto y Ángel Pernía (agachados), junto a su compañero Toño, con una liebre abatida en Silió. :: DM

La liebre, pieza que comparte con la becada el papel de protagonista en lo que a la caza menor se refiere en Cantabria, está en franca recuperación. Al menos, así lo manifiestan muchos de los aficionados que, semana tras semana, persiguen a la 'orejuda' por los diferentes montes de la región. Cada vez se ven más -aunque no en todas las comarcas-, algo que siempre es bien recibido por los cazadores que, por su parte, tienen claro que uno de los aspectos fundamentales para que esto sea así es actuar de una forma razonable, es decir, respetar a la especie con el autocontrol, algo que ya se está desarrollando en muchos lugares de la región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos