«Nacho, ¿otra vez Valdecilla? Ya me lo sé»

No era el momento ni el lugar para un tú a tú entre Rajoy y Diego. Pero durante el refrigerio posterior a la reunión, el presidente cántabro no dudó en deslizar ante su líder nacional y casi en privado, una reivindicación ya vieja y que es bandera del actual Ejecutivo: solucionar el pago del sobrecoste de las obras del plan director del hospital Valdecilla. Rajoy esperaba, seguro, esa petición surgida de un compromiso incumplido por el Gobierno Zapatero. Lo sabía y contestó: «Nacho, ¿otra vez Valdecilla? Ya me lo sé»