Cantabria cayó en dos años de los primeros a los últimos puestos en gasto sanitario

Entre 2000 y 2008 fue una de las cinco comunidades españolas que menos dinero invirtió en Educación, con 918 euros per cápita

GONZALO SELLERSSANTANDER.

La inversión en Sanidad en Cantabria ha caído en picado en los dos últimos años. Los 1.457 euros per cápita que se dedicaban de media entre 2000 y 2008 situaron a la región a la cabeza de España en gasto sanitario, sólo por detrás de Navarra. Pero esta cifra, aportada por un estudio de la Fundación BBVA sobre 'Las diferencias regionales del sector público español' hecho público ayer, queda desfasada si se compara con los presupuestos dedicados tras la aparición de la crisis. Ya en 2010, Cantabria redujo a 1.347 euros la inversión por ciudadano y cayó al octavo puesto nacional. Pero no fue el último tijeretazo. El recorte del 8% que el Gobierno cántabro aplicó este año en los presupuestos generales de la región al capítulo sanitario fue el doble que la media nacional e hizo descender todavía más a la región en el ranking. Cantabria está acomodada ahora, con 1.232 euros per cápita, como la duodécima comunidad, muy lejos de aquella segunda plaza de finales de 2008. Es decir, se invierten 225 euros en Sanidad menos por cada cántabro.

Dos de los sindicatos con representación en la sanidad pública (CCOO y UGT) valoraron en su momento estos recortes en un doble sentido: les parece positivo que se ponga coto a un gasto sanitario desbocado, pero se rechaza de forma tajante que se haga caer el grueso del tijeretazo en el capítulo 1, el de Personal. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública también puso de relieve que los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas son «globalmente insuficientes», lo que evidencia que «la crisis la está pagando la sanidad pública».

Baleares, la que menos

Navarra, primera en el periodo 2000-2008 con 1.704 euros por cabeza, perdió 176 de inversión por habitante en estos dos años y es ahora la segunda tras el País Vasco (1.563). En el extremo contrario están Baleares, que destina apenas 1.000 euros, la Comunidad Valenciana (1.078), Madrid (1.103), Andalucía (1.121), Canarias (1.135).

Para el año que viene, la inversión del Gobierno cántabro en Sanidad crecerá un 3,28%. Es decir, 24 millones de euros más que en 2011, según los presupuestos presentados el mes pasado por el presidente regional, Ignacio Diego.

El informe elaborado por la fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económica también aporta los datos de las inversiones de las comunidades autónomas en Educación durante el periodo 2000-2008. Y Cantabria no sale muy bien parada. En aquellos años se situó entre las cinco que menos gastó en este capítulo, con 918 euros por ciudadano cuando la media nacional fue de 991 euros.

Subida del 0,03%

Además de Navarra (1.359), País Vasco y Castilla-La Mancha fueron las autonomías donde más se invirtió, con 1.195 y 1.151 euros, respectivamente. También con un gasto per cápita por encima de los mil euros figuraron, en orden de mayor a menor, Extremadura (1.095), Canarias y Baleares (1.078 en ambos casos) y Murcia (1.022). Tras Madrid, las comunidades donde menos se gastó en educación fue La Rioja (893) y Asturias (896).

Para 2012, el Gobierno regional ha previsto en los presupuestos mantener el montante de este año de Educación, con una mínima subida del 0,03%. Precisamente, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, sacó punta la pasada semana a los presupuestos con que contará su departamento el año que viene y, por encima de los fríos números, dejó una afirmación: «tenemos previsto mantener el gasto en la enseñanza pública y en la concertada». Las cifras, que no entienden de matices, dicen que la primera se reduce un 1,7%, mientras que la privada se eleva un 3,2%. Mientras, el gasto en personal docente pasa de 261,3 millones a 256,8 millones de euros. Un recorte que se refiere «a la partida y no al profesorado», según Serna, quien cree que «se ha ajustado el presupuesto a la realidad».