Cautela ante los recortes anunciados por Nissan

Los sindicatos ven el anuncio dentro del marco de la negociación colectiva y los políticos prefieren esperar al plan de trabajo

NACHO CAVIALOS CORRALES DE BUELNA.

«Cautela». Esa es la palabra repetida ayer por políticos y sindicatos tras la visita del director general de Nissan, Frank Torres, a la planta de Los Corrales de Buelna para avanzar lo que deberá ser una reestructuración de la fábrica, que incluye recortes de más de medio centenar de la plantilla.

La clase política y sindical de la localidad coincidió en hablar de «cautela» ante lo que puede ser el futuro de las instalaciones y sobre todo de la plantilla. Lo hicieron desde dos puntos de vista distintos. Los políticos incidieron en que habrá que esperar a conocer el plan que la firma japonesa ha anunciado que presentará en enero. No hace mucho que la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz, se entrevistaba con los directivos de la planta y ella misma destacó que en ningún momento se plantearon recortes de plantilla a corto plazo.

Los sindicatos ven el anuncio dentro del marco de negociación colectiva que se abría hace un mes de cara a firmar el próximo convenio colectivo, en 2012. Todos coinciden también en afirmar que no ha sido el primer proyecto de recorte de plantilla que se maneja en los últimos años, incluso en las últimas semanas. Y recuerdan que esos anuncios suelen coincidir con periodos de negociación sindical. Incluso se va más allá y se habla de épocas en las que, contra todo pronóstico y tras requerimientos de ese tipo, se llegó a meter gente y no a reducir plantilla.

Entre los trabajadores hay cierta coincidencia en que se veía venir una reestructuración de la planta. También coinciden en que en principio afectará más a oficinas que a máquinas, y que podría ser paulatina e incluso negociada para reducir su coste laboral y, sobre todo, social.