Finlandia viene a por nuestras enfermeras

El Gobierno finés busca en Cantabria profesionales para trabajar en un país donde lo más complicado es aprender el idioma

SHEILA IZQUIERDOSANTANDER.

Marta tiene 27 años y se plantea seriamente la posibilidad de irse a Finlandia a trabajar como enfermera, la profesión a la que soñó dedicarse y que ahora, por lo menos aquí, se le atraganta. «La coyuntura económica de España está como está y es casi imposible encontrar un trabajo», dice Jara, que aunque hace apenas un año terminó sus estudios de enfermería y es prácticamente una recién llegada, entiende la situación.

«Las cosas están muy mal, incluso para las enfermeras y, por eso, no tengo nada que perder», dice la joven, a la que lo único que la preocupa de vivir en un país nórdico es precisamente el idioma.

Esta opción que se le presenta para encontrar una salida laboral a su situación actual es la misma que tienen a su alcance ahora los enfermeros de la región y otras comunidades como País Vasco y Valencia. Denominada 'Trabajo en Finlandia Occidental', la iniciativa se enmarca dentro de la campaña masiva de captación de profesionales que el país finlandés está realizando en España, Estonia, Polonia, Rumanía o Bulgaria, a consecuencia de la jubilación multitudinaria de sus enfermeros, y que está ayudando a difundir los respectivos colegios oficiales.

En Cantabria, el de Enfermería organizó hace unos días una charla informativa para sus colegiados para ponerles al corriente de lo que pueden tener a su alcance, que no es un 'chollo' pero sí es una salida: Un trabajo con un salario medio de 2.772 euros al mes en las regiones de Satakunta y Kotka y el aprendizaje de un nuevo idioma.

«Las condiciones económicas y laborales me parecen muy buenas; lo malo es que tenemos que aprender finés en unos meses y necesitamos hablarlo fluido para poder tener un trabajo en el que necesitamos entender a nuestros pacientes», asegura Ángela Lombera, de 23 años de edad, que al igual que Marta está 'a verlas venir' laboralmente hablando.

Ambas participaron esta semana en la charla informativa que reunió a medio centenar de interesados en el Centro Cultural Modesto Tapia de Caja Cantabria.

Con la asistencia de medio centenar de jóvenes profesionales y durante la presentación intervinieron el coordinador de Proyecto Mediko en Kotka, Pekka Kivilahti, el coordinador de proyectos del Centro para el Desarrollo Económico, Transporte y Medio Ambiente Satakunta (autoridad regional del Ministerio de Trabajo y Economía en Pori, Samuli Jalkanen, y la promotora y asistente de proyectos para España de esta iniciativa, Lourdes Pastoriza, que, al mismo tiempo, ejerció como conductora del acto y también como traductora de los invitados fineses.

La oferta de empleo, que ofrece un salario promedio de 2.772 euros al mes, está dirigida a cubrir las necesidades médicas de Satakunta -región a 240 kilómetros de distancia y al noroeste de Helsinki que cuenta con 235.000 habitantes y cuya capital es Pori-, y Kotka -ciudad al sureste de la capital y que tiene 55.000 habitantes.

El proyecto 'Trabajo en Finlandia Occidental' tiene un interés especial en conseguir profesionales para la región de Satakunta (Finlandia Occidental) y funciona como un enlace para encontrar oportunidades de trabajo. También ayuda a los contratados y a sus familias a establecerse y a familiarizarse con la sociedad finlandesa de varias maneras. Así, ofrece cursos de finés, servicios de interpretación e información sobre actividades de tiempo libre y ayuda a resolver los problemas cotidianos tales como los permisos de residencia, alojamiento, impuestos o seguridad social.