El 'anillo cultural' del centro apuesta por Correos y el Banco de España

De la Serna aboga por un eje estratégico de futuro para la ciudad, que descarta el uso administrativo de ambos edificios e incluye a la Catedral

GUILLERMO BALBONASANTANDER.

El futuro de Santander, su «valor competitivo» y su apuesta estratégica tiene un claro objetivo: la cultura. Un entramado de dotaciones ya existentes, disponibles y futuras en el centro de la capital cántabra conforman el 'anillo cultural' que, a juicio del alcalde de la ciudad, Iñigo de la Serna, es el proyecto prioritario para Santander y el Plan 2020 de ciudad. En el corazón de ese 'anillo cultural' se hallan «tres elementos: los Centros de Interpretación de las plazas de Alfonso XIII y de Velarde; y la Catedral».

El alcalde subrayó la importancia estratégica de «anteponer» el uso cultural del Banco de España y Correos al administrativo. En una intervención ante los medios, antes de viajar a Madrid para reunirse con la dirección de Teka, Iñigo de la Serna abogó por «aprovechar al máximo» el equipamiento del citado 'anillo cultural', «como factor de riqueza y empleo». Tras el debate suscitado por las posibilidades de las exsedes de Banco de España y Correos, el Ayuntamiento abordará los estudios de viabilidad de ambos edificios aunque no se ha marcado ni plazos ni una hoja de ruta de actuación. El alcalde se refirió constantemente al dibujo de un anillo urbano conformado por tres ejes con relación «muy directa»: El ya plasmado centro de interpretación de los antiguos muelles de Santander, en la Plaza Alfonso XIII; el de los restos arqueológicos de la Plaza de Velarde, cuya realización final será una realidad, dijo, en 2013; y, finalmente, la Catedral. Los tres integran un conjunto cultural que conllevará inversiones cercanas a los 3,5 millones.

«Propuesta ingeniosa»

Otra cifra aportada destaca los 1,6 millones de euros aproximados de inversión destinados al Museo de Prehistoria y Arqueología que, con una significativa demora, se ubicará en el Mercado del Este. En este caso, De la Serna aseguró que «si todo va bien abrirá sus puertas en junio o julio».

El objetivo, en el que se lleva trabajando desde hace «varios meses» radica en «sacar un rendimiento aún mayor a la Catedral y ponerlo en valor junto con los citados centros de interpretación, para lo que se buscaría una fórmula público-privada». De la Serna no quiso dar más detalles hasta que la propuesta, que calificó de «muy ingeniosa» y ya está elaborada, no se presente al Obispado.

El alcalde, en cualquier caso, incluyó en este anillo los equipamientos de futuro, con el Centro de Arte Botín a la cabeza, previsto para 2014 y con una inversión «multimillonaria, lo que elevaría a más de 80 millones de euros» las actuaciones. «Pocas ciudades en España y en Europa presentan semejante configuración», recalcó De la Serna, quien recordó que para reforzar su idea existe un «segundo anillo, con la Biblioteca Central, el Museo MAS, el Palacete del Embarcadero, el Casyc o el Palacio de Festivales, entre otros». Dentro de estas propuestas, cabría contemplar, especificó el alcalde, el edificio de la Cámara de la Propiedad.

El alcalde insistió en que lo que «parece lógico es que el destino de los edificios de Correos y del Banco sea acompañar a un proyecto cultural tan importante, y no sería aconsejable otro», en referencia a las intenciones del Gobierno de plantear un uso administrativo. De la Serna sí precisó que comparte la posición del Ejecutivo sobre la necesidad de «reordenar sus sedes y conseguir el mayor ahorro, pero no resolvería un problema de esas características». Finalmente, subrayó que el planteamiento es «ofrecer alternativas que hagan de Santander una ciudad más competitiva y dinámica».