El Ayuntamiento empezará a pintar las nuevas plazas de la OLA en julio

Las asociaciones de vecinos se reúnen con el Ayuntamiento para conocer la ampliación definitiva de la 'zona azul'

GONZALO SELLERSSANTANDER.
Reunión mantenida ayer en el Ayuntamiento con los representantes de las asociaciones de vecinos de Santander. ::                             DM/
Reunión mantenida ayer en el Ayuntamiento con los representantes de las asociaciones de vecinos de Santander. :: DM

Será este verano cuando el Ayuntamiento de Santander empiece a pintar las líneas azules de 2.500 nuevas plazas de OLA en la ciudad, que se sumarán a las 4.300 ya existentes. Este fue el plazo que los concejales Santiago Recio y Antonio Gómez dieron a los representantes de las asociaciones vecinales que han pedido 'zona azul' en sus barrios. Una medida que muchas agrupaciones aplauden como herramienta para paliar el problema del aparcamiento y que otros, como el PSOE y algunas asociaciones, critican.

En el encuentro de ayer estuvieron los representantes de Antonio López, Miralpuerto, Juan XXIII, La Amistad, Ramón Pelayo, San Celedonio-Tantín, Perines, Cisneros y el Río de la Pila. Todos ellos dieron el visto bueno a la ampliación de las áreas de influencia de la OLA, que se incluirán en el proyecto de modificación de la ordenanza, obsoleta tras quince años sin cambios.

Según confirmaron a este periódico varios vecinos presentes en la reunión, el Ayuntamiento aprobará el próximo lunes el proyecto de modificación de la Ordenanza Limitadora de Aparcamiento, que incluye la ampliación del área de influencia y esas 2.500 nuevas plazas. Tras ser presentado al resto de partidos políticos y los preceptivos diez días de alegaciones, se llevaría a Pleno el próximo 29 de febrero, indicaron los representantes vecinales presentes en el encuentro.

Sólo los que lo pidan

Todas las asociaciones que participaron ayer en la reunión habían pedido la implantación de la OLA en sus barrios, y será a partir de verano cuando lo vean cumplido. El concejal de Barrios insistió en que el Ayuntamiento «en ningún caso instalará la OLA en aquellas zonas en las que no sea solicitada por las asociaciones de vecinos», y recordó que fueron «numerosas» las peticiones que llegaron al Ayuntamiento, tanto de los representantes vecinales como de personas a título particular, interesadas en ampliar la 'zona azul'.

Los cambios en la ordenanza incluyen medidas como que los residentes en calles peatonales podrán obtener tarjeta OLA para aparcar en calles de su área de influencia. Hasta ahora, sólo podían tener tarjeta de residente quienes vivían en edificios cuyos portales estuvieran en calles donde hubiera aparcamiento.

También ahora todos los miembros de las nuevas familias que residan juntos podrán tenerla, aunque el coche esté a nombre del padrastro o la madrastra. La ordenanza va más allá, de tal manera que los suegros del titular de varios vehículos que vivan con él pueden circular en ellos y tener su propia tarjeta de OLA, independientemente de si están casados por la Iglesia, por el juzgado o son parejas de hecho.