El PRC exige un plan de choque para acabar con la «invisibilidad» de los jóvenes

REDACCIÓNSANTANDER.

El portavoz del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila, urgió ayer al Ayuntamiento y al Gobierno de Cantabria a «multiplicar» las inversiones municipales y regionales para promover la creación de empleo y evitar que la ciudad sea «una tumba profesional» para los jóvenes. Fuentes-Pila denunció la «situación alarmante» y la «invisibilidad» que sufre la juventud cántabra y condenó que las políticas que afectan a su futuro aparezcan únicamente en épocas electorales, por lo que reclamó un plan de choque que ponga fin al «descontento» que existe entre este sector de la población.

En concreto y dado que el paro afecta en este momento a alrededor del 50% de los jóvenes santanderinos, reclamó políticas activas de empleo y formación «adoptadas desde Cantabria y no impuestas por paquetes ajenos», que incluyan acciones para combatir la temporalidad y potenciar la contratación indefinida de jóvenes mediante bonificaciones a las empresas; impulsen el diálogo entre representantes de asociaciones juveniles, empresarios, Gobierno de Cantabria y sindicatos para buscar soluciones conjuntas, y promuevan un convenio entre la Universidad, los centros de Formación Profesional y empresas cántabras para que «la transición del centro formativo al puesto de trabajo sea más fácil y productiva».

Además, abogó por la promulgación de una Ley de Emprendimiento que recoja las peculiaridades cántabras y respalde la financiación, fomente la cultura emprendedora y simplifique los trámites. «Es necesario incentivar a los jóvenes y generar esperanzas», continuó el portavoz regionalista, quien también apeló a la Universidad de Cantabria y a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo «para que participen de forma activa en la movilización de las necesidades de los jóvenes universitarios».