De Beethoven a Lisa Simpson; de la realidad a la ficción

El síndrome de Asperger es uno de los trastornos conductuales de más reciente descubrimiento. Nada se sabía de su existencia hasta 1944. Por eso, la mayoría de los numerosos grandes personajes de la historia que lo padecieron murieron sin saber que fueron Asperger. Beethoven, Kafka, Edison o Einstein vivieron en su tiempo atrapados en un síndrome con el que hoy conviven, por ejemplo, los cineastas Woody Allen y Steven Spielberg, el actor Keanu Reeves o los fundadores de Pokemon y Microsoft, Satoshi Tajiri y Bill Gates. También al 'rey del pop', Michael Jackson, se le atribuyó el trastorno. Un síndrome que ha servido para moldear el carácter de algunos de los personajes de ficción más populares del mundo que si dieron el salto a la fama fue, precisamente, por su peculiar manera de vivir.

Los creadores de Eduardo Manostijeras, Lisa Simpson o Willy Fogg -hay más ejemplos- dotaron a sus personajes con una condición llevada a la escena con absoluta maestría por el actor Jack Nicholson en la película 'Mejor Imposible' y tratada con su particular ironía por el médico más popular de la televisión: el doctor House.

Fotos

Vídeos