«Algunas pedanías de Castro no cumplen la ley de contratos»

El interventor municipal dice que la justificación de las subvenciones que recibieron las juntas vecinales del canon del agua es «bastante defectuosa»

ABEL VERANOCASTRO URDIALES.

El interventor municipal del Ayuntamiento de Castro Urdiales, Fernando Martínez, acusó ayer a varias juntas vecinales del municipio de «incumplir la ley de contratos» durante el pleno en el que se aprobó la ampliación del plazo para que Sámano, Otañes, Mioño y Ontón justifiquen correctamente las inversiones realizadas con la subvención de 2,7 millones de euros, del canon del agua, que se repartió entre todas las pedanías salvo Santullán, que discrepó en la valoración económica realizada.

«Las justificaciones de las subvenciones han sido bastante defectuosas en general. No es lógico que se presenten para justificación obras que no han seguido la ley de contratos. Eso es más grave y es la clave de todo el sistema. Porque todo esto me lleva a pensar que si el Ayuntamiento hubiese ejecutado las obras habrían salido más baratas», apuntó el interventor.

Ante estas declaraciones del funcionario, el alcalde de Castro Urdiales y pedáneo de Islares, Iván González, quiso dejar claro que Sámano y Otañes «son las únicas pedanías que no han justificado las inversiones realizadas».

La propuesta de ampliación del plazo de presentación de justificaciones salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno (PP, PRC y Anexión a Vizcaya), la abstención del PSOE y el voto en contra de Acuerdo por Castro.

La pedanías tendrán hasta el 30 de abril de 2015 para la ejecución de las obras y hasta el 15 de mayo del mismo año para la justificación de las facturas.

El concejal de Juntas Vecinales, Javier Virto (PRC), recordó la necesidad de aprobar esta medida «para que las juntas vecinales puedan cobrar las subvenciones ordinarias (están pendientes las del año pasado)».

Banda de Música

La Corporación municipal dio el visto bueno a una moción del PSOE en la que se insta al Gobierno de España a la retirada de la recién aprobada reforma laboral, pese al voto en contra el PP.

En este punto el portavoz socialista, Daniel Rivas, aseguró que esta reforma «va a permitir al equipo de gobierno castreño despedir a los 30 músicos de la Banda municipal el próximo 31 de mayo, así como algún profesor de la Escuela de Adultos».

Desde el Gobierno local no hubo respuesta al anuncio de Rivas de que el 31 de mayo la Banda Municipal dejará de tener relación contractual con el Ayuntamiento, como tampoco hubo respuesta por parte del alcalde cuando el propio portavoz socialista le pidió que confirmara esta noticia. «Se le contestará en la próxima Comisión de Personal», se limitó a decir el regidor.

En el Pleno de ayer también se anunció que ya hay un decreto de Alcaldía, pendiente de firmar, por el que el Ayuntamiento de Castro cede a la pedanía de Santullán la casa del cura, por un plazo de 35 años, para que la rehabilite y la convierta en sede de la Junta Vecinal.