Los bomberos plantean trabajar más por un 5% menos de sueldo

Protesta de los bomberos ante el Parlamento. / Andrés Fernández/
Protesta de los bomberos ante el Parlamento. / Andrés Fernández

La consejera Leticia Díaz, sorprendida, asegura que «ese tema no ha salido en la reunión» que celebraron ayer

C. DE LA PEÑASANTANDER.

Los bomberos del Gobierno están dispuestos a trabajar más horas y a asumir una reducción salarial del 5% si no se produce ningún despido en el servicio de emergencias, el Semca. Así lo explicó ayer el comité de empresa, tras la reunión mantenida con la consejera de Justicia y Presidencia, Leticia Díaz, para negociar el expediente de regulación de empleo planteado por el Gobierno, que afecta a 28 trabajadores, 17 de ellos bomberos, de los 121 empleados.

Sin embargo, la consejera señaló que los representantes de los trabajadores no pusieron sobre la mesa la rebaja salarial del 5%. «Ese tema no ha salido en la reunión», declaró a este periódico sorprendida. No obstante, Díaz subrayó que esa reducción de sueldos redundaría en menos despidos. La propuesta del Ejecutivo pasa ineludiblemente por la reducción de la masa salarial del Semca, que destina el 90% de sus ingresos a salario, y para ello contempla dos opciones: un 15% para evitar la rescisión de contrato de los 17 bomberos, o hasta un 18% para que no haya ningún despido.

Pero el comité de empresa cree que una rebaja de un 15 o 18% no es asumible para quien cobra 1.500 euros mensuales, después de haber sufrido otro recorte salarial en 2010, cuando se redujo un 5% el sueldo de todos los empleados públicos.

Los bomberos sólo estarían dispuestos a aceptar que se les aplique otra rebaja del 5% y ampliar su jornada laboral para que los parques de los Valles Pasiegos y Liébana, que ahora cierran por la noche, puedan abrir las 24 horas. Con esta medida, según el comité, se ahorraría entre 100.000 y 300.000 euros en el pago de las horas en que los efectivos tienen que estar localizables y de las horas extras. Además defienden que se ampliaría la cobertura y se reducirían los tiempos de respuesta ante una emergencia en dos zonas «muy desprotegidas». Otra de las alternativas que plantearon es recurrir a la Unespa (la Asociación Empresarial del Seguro), pero la consejera ha descartado esta propuesta porque Unespa ha informado ya que sus fondos no se pueden destinar al pago de salarios, a gasto corriente de ningún tipo, ni a gastos fijos de la empresa.

Cara cubierta

El comité de empresa denunció que en la reunión Díaz les advirtió de que los bomberos podrían incurrir en algún tipo de infracción por asistir a las movilizaciones con la cara cubierta. Ellos argumentan que se cubren porque «nadie quiere poner nombre a los 28 despidos. Nos consta que el Gobierno nos graba con las cámaras de seguridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos