Los bomberos aseguran que el nuevo modelo organizativo es «inviable»

N. G. U.SANTANDER.

El comité de empresa del Servicio de Emergencias de Cantabria (Semca) pidió ayer a la Consejería de Presidencia que «dé marcha atrás» en su idea de reducir la plantilla a través de un expediente de regulación de empleo porque -a su modo de entender- el nuevo modelo organizativo que contempla en Gobierno regional es «inviable».

En un comunicado emitido ayer, titulado 'La verdad sobre la nueva organización del 112' y firmado por el comité de empresa, los bomberos llaman la atención sobre la defensa que el director operativo del servicio, Ignacio García Urquizo, hace de su certeza «de que con menos personal hay mayor seguridad», cuestionando el hecho de que el informe emitido por Urquizo «se base en ampliar el número de mandos en detrimento del personal de bomberos. ¿Se pueden ganar batallas con 20 generales y 5 soldados?», se preguntan los afectados.

Tras recalcar las inconveniencias que el nuevo modelo puede ocasionar en el funcionamiento de cada uno de los parques de emergencias de la región, el comité de empresa del Semca concentra sus críticas sobre el plan que la Consejería de Presidencia propone para el Centro Coordinador 112, en el que, recuerda, «se prescinde de todo personal técnico», que es «el encargado de la organización, elaboración de protocolos, pautas de actuación y, en general, de todo el trabajo necesario para realizar una adecuada atención y coordinación de las emergencias que se reciben en el citado centro operativo del 112».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos