Los Dixies, la mítica banda de los años 60, pierde su voz

Javier Aracil, líder del extinto grupo cántabro de pop, falleció ayer a los 64 años en su domicilio santanderino

ROSA M. RUIZSANTANDER.

El pop de los años 60 perdió ayer a uno de sus máximos exponentes en Cantabria. El músico Javier Aracil Goñi, líder de la mítica banda Los Dixies falleció en su domicilio santanderino a los 64 años de edad. Con él se va uno de los precursores de este estilo musical en Cantabria y uno de los referentes de una época dorada de la ciudad en la que el pub El Drink, del Río de la Pila, era el punto de encuentro de los músicos que comenzaban a experimentar con los nuevos ritmos llegados de Londres.

Uno de estos era Aracil que, en 1965, lideró Los Dixies, acompañado por Antonio Casares (bajista), Juan Tobaruela (guitarra rítmica), Fernando Turrión (guitarra punteo) e Ito Luna (batería), una formación que se renovó prácticamente por completo cuando sus integrantes tuvieron que incorporarse al servicio militar y que fueron sustituidos por Javier Alegría (bajo), José R. Pérez Liaño (teclados), Ángel García (batería), Lili Alegría (saxo tenor) y Félix Fragua (saxo barítono).

Pero Aracil y su potente voz «negroide», tal y como la define el crítico Diego Manrique, continúo liderando el grupo que, en en el año 1969, en pleno apogeo, vivió su momento más importante tras firmar un contrato con el sello Movieplay para grabar seis singles y un LP.

Fatídico accidente

Sin embargo, la mala suerte se cebó con el músico cántabro que en ese mismo año y de regreso a Santander de un concierto en Laredo, sufrió un gravísimo accidente de coche que le mantuvo dos años ingresado en un hospital. Aracil nunca se recuperó del todo de las heridas, que resintió hasta el momento de su fallecimiento, y el grupo desapareció definitivamente. Sólo tuvo tiempo de grabar dos de las canciones y uno de los singles 'Black cat', en la 'Cara A' y 'Georgia on may mind' en la 'Cara B'.

Aún así, los críticos especializados nunca olvidaron a esta banda que, según recoge la 'Guía del pop español', de Vicente Font Ribera, fue una de las esperanzas frustradas del pop español y su sonido «no ha sido superado por ningún otro grupo santanderino». También Gerardo Irles publica en otro libro titulado 'Guía para fans' que fueron «lo mejor de la época».

El funeral por Javier Aracil, que deja tres hijos, se llevará a cabo mañana, miércoles, a las 19.00 horas, en la iglesia de los PP Redentoristas, en el Alto Miranda (Santander).