El viaje fotográfico de los objetos domésticos hacia los 'Espacios inasibles'

La cántabra María José Gutiérrez Domínguez expone en Espacio Imagen su personal visión de las cosas que le rodean, que transforma con surrealismo cromático

ROSA M. RUIZSANTANDER.
María José Gutiérrez Domínguez, junto a sus obras en la sede de Espacio Imagen, en Miranda. ::
                             DANIEL PEDRIZA/
María José Gutiérrez Domínguez, junto a sus obras en la sede de Espacio Imagen, en Miranda. :: DANIEL PEDRIZA

Imágenes geométricas, líneas más o menos gruesas, rúbricas ilegibles y mucho, mucho color. María José Gutiérrez Domínguez (Torrelavega, 1960) tiene la capacidad de contemplar los objetos que le rodean en su casa, como los platos apilados en la fregadera, las manchas de un mantel o los muebles, en una serie de imágenes inclasificables, irreconocibles y misteriosas. Son sus 'Espacios inasibles', colección de fotografías que invita al espectador a descifrar en la exposición que presenta en Santander, en la sede de Espacio Imagen, en el antiguo Mercado de Miranda, hasta el próximo 29 de junio.

La artista, funcionaria de profesión, se aficionó recientemente a la fotografía. Fue su esposo el que le regaló una cámara en el año 2007, de la que aún no se ha separado y que le ha permitido crecer como artista pues, según ella misma reconoce, le permite comunicarse con los demás y mostrar las distintas formas que puede haber de ver la realidad. Interesada en los objetos, las distorsiones y los reflejos, varias de sus colecciones tratan de recoger las imágenes inciertas o irreconocibles, que emiten las cosas que conserva a su alrededor.

Así surgió la idea de esta muestra, la primera individual de su trayectoria, que se compone de 19 fotografías en color, en su mayoría composiciones domésticas que generan imágenes surrealistas, de matices oníricos, etéreos y especiales. Para ello, explica, «no utilizo el photoshop, ni ningún otra técnica de ordenador que ni siquiera domino, únicamente me sirvo de la realidad que me rodea y de los líquidos con los que la coloreo hasta que me transmita algo».

Tras esos vivos colores, esos círculos y esas líneas más o menos definidas, se encuentran los objetos domésticos que llaman a su cámara, todos ellos inanimados, que sugieren y plantean las más diferentes cuestiones al visitante.

No define, propone

«Para generar esta propia experiencia creativa, debe entenderse que cada título que yo he puesto a la fotografía no la define, sino que presenta una propuesta, una perspectiva que el observador puede modificar, elegir o reinventar al contactar con la obra», explica Gutiérrez Domínguez, que espera que los visitantes a la exposición la enriquezcan con sus propios comentarios y se atrevan a titular, de nuevo, cada una de las obras.

La exposición se acompaña con la proyección en vídeo de las colecciones 'Espacios inasibles II', 'Espacios duales' y 'Espacios creativos', otros trabajos de esta artista .

La fotógrafa ha participado hasta ahora en tres muestras colectivas y su primera individual le proporciona «un poco de vértigo y una enorme curiosidad por la respuesta del espectador». Lo suyo es la creación y por ello también se dedica a la poesía y ha publicado alguno de sus poemas en diferentes revistas como 'Letras de batalla'.

Fotos

Vídeos