El Colegio de Veterinarios recupera un libro de albeytería del siglo XVI

La institución cántabra conmemora su centenario con la edición del facsímil que sentó las bases de la veterinaria equina

M.S.M.SANTANDER.
Portada del libro. ::
                             DM/
Portada del libro. :: DM

El Ilustre Colegio Oficial Veterinario de Cantabria ha editado el Libro de Albeytería, de Francisco de la Reina, un tratado que salió a a luz en 1597 y que con motivo del centenario de la institución cántabra se ha reeditado en un volumen que pretende salvaguardar los principios de la veterinaria.

La obra, que se presentó en el Ateneo en el acto de homenaje que el colegio rindió al Doctor en Veterinaria y escritor Benito Madariaga, se trata de un tratado sobre la cura y mantenimiento de caballos y mulas. El tratado presenta la singularidad de ser uno de los primeros textos en los que se expone el sistema de la circulación sanguínea, como reflejo de lo que en la época y ambiente profesional de Francisco de la Reina, herrador vecino de Zamora, debía de ser opinión común.

Gracias a esta obra del siglo XVI se conoce también el 'Tratado y arte de herrar viejo', de Juan de Vinuesa, del que no han llegado otros testimonios exentos, ya que se incluye como complemento y parangón del 'Arte de herrar por nuevo estilo', también de Reina. Por su orientación práctica como manual para albéitares y herradores y por su desarrollo original, basado en la observación directa y en la experiencia profesional de su autor, el 'Libro de albeitería' gozó de una dilatada historia editorial, que se inicia con la edición impresa en Astorga por Agustín de Paz en 1547 y se extiende más de un siglo, con una docena larga de reediciones conocidas.

La valoración de los animales como objeto de atención de los albéitares se debe principalmente al constituir el caballo el motivo principal de sus curas y ser el más estimado por las clases nobles, tanto para cabalgar como en la guerra, en el transporte y ene ejercicio lúdico de la caza. Francisco de la Reyna, en su Libro de Albeytería, concreta entre las tareas del caballo su cometido en las fiestas, justas y torneos, aparte de destacar su papel en las operaciones bélicas de ahí esa dicotomía entre caballos de guerra o de batalla, que eran los más valorados, y los de posta y camino.

Modernidad

Fue con todos sus apuntes médicos, el libro representativo de la patología equina y de las características y práctica del herrado del caballo, que sirvió de guía durante la etapa del imperio español, tal y como explica Benito Madariaga en la introducción de la reedición del libro de Albeyteria sobre los que se aupó la ciencia con los descubrimientos de siglos posteriores de farmacología, microbiología e inmunoterapia que abrieron las puertas de la veterinaria moderna.

Fotos

Vídeos