La portería gimnástica se renueva

«Son el presente y el futuro bajo palos», indicó Laureano Echevarría, entrenador de los guardametas del club torrelaveguense Sergio López y Jorge Mediavilla deben suplir la ausencia del exblanquiazul Iván Crespo

ADELA SANZTORRELAVEGA.
Sergio López y Jorge Mediavilla cruzan los guantes durante la presentación en El Malecón. ::                             LUIS PALOMEQUE/
Sergio López y Jorge Mediavilla cruzan los guantes durante la presentación en El Malecón. :: LUIS PALOMEQUE

«Los dos son el presente y futuro de la Gimnástica». Las palabras de Laureano Echevarría, entrenador de porteros del equipo blanquiazul define lo que representan Sergio López, procedente del Rayo Cantabria y Jorge Mediavilla, del filial gimnástico, los dos guardametas recién llegados al club de la capital del Besaya. Dos porteros con proyección, ambición y una personalidad calificada de «arrolladora» por Echevarría, quien está «muy satisfecho» con sus dos nuevos pupilos. Sin embargo, la sombra de Iván Crespo aún planea sobre El Malecón . «Yo este año voy a dormir muy tranquilo», dice el encargado de preparar a los arqueros. «No es cuestión de olvidar o no olvidar. La Gimnástica tiene más de cien años de historia y siempre ha tenido buenos guardametas», añade. También Sergio López se muestra muy seguro en este sentido. «Unos se han ido y otros hemos venido, y no tenemos que tapar la sombra de nadie, tenemos que hacer nuestro trabajo».

Sergio López fue la primera opción del club cuando se hizo oficial la salida de Crespo. El jugador, que aceptó la oferta blanquiazul en cuestión de horas, tiene claro que «no deben mirar al pasado». A diferencia de su compañero, Jorge Mediavilla carece de experiencia en la categoría, pero tiene claro que no va regalar absolutamente nada a Sergio. Ambición y carácter le sobran.

Dos porteros y dos caracteres diferentes. Uno, con experiencia en Segunda B, tiene serenidad, mientras que el otro, demuestra ese ímpetu de la juventud hacia los nuevos retos. Echevarría señala que el punto de partida de ambos metas es el óptimo, ya que es una «situación ideal para la entidad, porque al partir ambos de cero el progreso de uno hará mejorar el trabajo de otro». Tanto López como Mediavilla disfrutarán además del mismo número de minutos durante la pretemporada para poder demostrar sus habilidades dentro del área.

Los dos porteros se mostraron encantados con su llegada a la institución blanquiazul. Sergio López destacó que afronta esta temporada «con ilusión y muchas ganas de hacer las cosas bien» y espera que sea «un gran año para la Gimnástica, que es un gran club con una gran historia que se merece un año positivo».

Jorge Mediavilla, por su parte, es consciente de que está ante su gran oportunidad. «Es un salto muy importante en mi carrera» y se mostró muy ilusionado con el inicio de la pretemporada. Su objetivo está muy claro. «No se lo voy a poner fácil y lo voy a hacer lo mejor que pueda, para pelear en la pretemporada por ser el portero de la Gimnástica».

Competencia sana

La competencia entre los dos es sana y aunque no llevan más de tres días entrenando juntos, sólo hay espacio para los halagos entre ellos. Jorge ensalza a Sergio. «No puedo sacarle defectos, pero sí una virtud que he visto en él. Su nobleza». Cuando se le pregunta a López, la respuesta es clara. «Es joven y tiene muchas ganas de agradar, ya nos iremos conociendo más y podremos destacar más cosas».

Sergio López jugará con el dorsal número uno mientras que Jorge Mediavilla llevará el 13 a la espalda. «Lo hicimos por sorteo, pero yo creo que el puesto no te lo otorga el número sino tu rendimiento», aseguró el más joven de los dos.

Sergio López Fernández será el encargado de aportar experiencia a la portería torrelaveguense. El jugador encaja perfectamente en la definición de guardameta completo. Es rápido bajo palos y sale con seguridad. Su trabajo diario y su carácter tranquilo le abrieron las puertas de equipos como el Mérida, el Roquetas o el Zamora.

Por su parte, Jorge Mediavilla está deseando debutar en la división de bronce. Durante la campaña anterior realizó varios entrenamientos con el primer equipo y estuvo convocado en el partido que los de José Gómez jugaron en la segunda vuelta contra el Salamanca.