La Gimnástica se adjudica el primer Torneo Triangular de Polanco

Los torrelaveguenses golearon al equipo organizador, el Rinconeda (5-0), y vencieron por la mínima al Racing B

ADELA SANZPOLANCO.
El futbolista del Rinconeda, Tomás, disputa ayer un balón con los gimnásticos Cusi y Dani Cobo. ::                             SANE/
El futbolista del Rinconeda, Tomás, disputa ayer un balón con los gimnásticos Cusi y Dani Cobo. :: SANE

La Gimnástica se impuso ayer en el primer Torneo Triangular del Ayuntamiento de Polanco, al derrotar a sus dos rivales. Primero, se deshizo del equipo organizador, el Rinconeda, al que goleó, endosándole cinco tantos; y, tras un empate sin goles entre éste y el Racing B, batió a los de Santander por la mínima.

Los blanquiazules demostraron una gran superioridad sobre el equipo de Polanco, al que dominaron en la posesión del balón, penetrando con relativa facilidad gracias a la mayor velocidad de su juego. El reciente fichaje Chema, en dos ocasiones, Dani Cobo, otras dos, y Carlos Álvarez fueron los autores de los goles.

Más denso resultó el choque entre Rinconeda y Racing B. Se defendió bien el equipo local, que además pudo conseguir adelantarse en el marcador. El filial racinguista intentó sacar el balón desde atrás mediante pases en corto, elaborando bien las jugadas, pero pecó de lentitud. A pesar de ello, su mayor calidad técnica y táctica permitió a los verdiblancos poner en aprietos a la defensa y al guardameta locales en un par de ocasiones claras, pero el desacierto en los tiros a puerta y una buena intervención del portero evitaron que el balón traspasara la línea de cal.

La emoción quedó para el partido final del triangular. Racing B y Gimnástica, con la mayoría de sus mejores futbolistas sobre el césped, se prepararon a decidir la suerte del torneo. El empate, o la victoria, le daban al trofeo a los de Torrelavega, por lo que al Racing B no le quedaba más opción que derrotarlos. Esta vez el encuentro fue mucho más intenso, con jugadas de una gran tensión competitiva, a veces demasiado, rozando el límite del reglamento.

Los jugadores de ambos equipos se emplearon a fondo en todas sus acciones, lo que motivó a los espectadores y los sacó de su sopor vespertino. Sin embargo, tras el gol de la Gimnástica, que consiguió Cusidor a balón parado, la tensión del partido descendió al mismo tiempo que la intensidad. Los futbolistas del Racing B intentaron llegar a la portería de Jorge Mediavilla, pero el sistema defensivo de los blanquiazules hizo bien su trabajo.

Nando, capitán de la Gimnástica, recogió el trofeo, que a partir de ahora reposará en las vitrinas del club de Torrelavega. Lo importante de la jornada era convertir el encuentro en una fiesta. Para Racing B y Gimnástica supuso, además, una excelente ocasión para medir sus fuerzas por vez primera en una temporada en la que volverán a enfrentarse. Mientras tanto, aunque amistoso, la balanza cae del lado de Torrelavega.

Fotos

Vídeos