Alberto Urdiales, nuevo presidente de la Federación

Alberto Urdiales dirigirá la Federación los próximos cuatro años. / Sane/
Alberto Urdiales dirigirá la Federación los próximos cuatro años. / Sane

El exjugador se impuso a José Ignacio Monroy por una amplia mayoría de dieciocho votos contra tres

RAFA GONZÁLEZSANTANDER.

Alberto Urdiales ganó las elecciones a la presidencia de la Federación Cántabra en la votación de la Asamblea Extraordinaria, reunida ayer en la sede federativa para nombrar a quien será su mandatario para los próximos cuatro años. Al final del sufragio, fue el exjugador internacional quien logró el apoyo mayoritario de los asambleístas, con un resultado de dieciocho votos a favor, tres en contra y un voto en blanco.

Al comienzo de la reunión, que arrancó a las seis de la tarde, los candidatos disponían de un turno de palabra para exponer su programa a los miembros asistentes. José Ignacio Monroy no quiso aprovechar la oportunidad ante la ausencia de su rival, Urdiales, que se encuentra en Londres comentando para TVE los partidos de balonmano de los Juegos. A continuación, se pasó a las votaciones y, posteriormente, al escrutinio, que arrojó el saldo de dieciocho votos a favor de Alberto Urdiales, tres a favor de José Ignacio Monroy y un voto en blanco.

Al acto de la votación no concurrieron todos los miembros de la Asamblea, ya que no depositó la papeleta en la urna el Sinfín, que llegó unos minutos tarde. Por su parte, el Prado San Roque, el Dosa y el Dionisio García Barredo no comparecieron. Tampoco acudió al acto uno de los componentes del estamento de los deportistas.

Una vez efectuado el escrutinio, el candidato derrotado, José Ignacio Monroy, mostró su deportividad y agradeció a todos los asistentes su aportación al proceso electoral. Asimismo, tuvo palabras de felicitación para el flamante presidente electo de la Federación Cántabra.

Antes del proceso electoral, Alberto Urdiales se mostraba muy ilusionado con el equipo que había logrado formar. En ese sentido, dejó muy claro que su deseo pasa por continuar en las labores técnicas de la territorial y que otras personas se dediquen a los temas burocráticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos