Compartir taxi, una nueva solución muy económica

Radio taxi y El Diario ponen en marcha esta iniciativaTener que ir a Bilbao a coger un avión deja de ser una complicación, ahora se ofrece una alternativa más cómoda y que abarata los costes

TERESA LÓPEZSANTANDER.
Parada de taxis del aeropuerto de Parayas. ::                             JAVIER COTERA/
Parada de taxis del aeropuerto de Parayas. :: JAVIER COTERA

A partir de ahora, coger un taxi no tiene por qué ser cosa de uno. Se puede 'quedar' con varias personas para compartir viaje sin necesidad de conocerse previamente. Así, utilizar este medio puede resultar mucho más barato y entretenido que nunca. La empresa de Radio Taxi, en colaboración con El Diario Montañés, ha puesto este mes de agosto en marcha esta iniciativa de 'taxis compartidos' en Santander. La idea surge de los profesionales del sector. «Habíamos oído hablar de iniciativas de coche compartido o garaje compartido, y pensamos que esto podía funcionar», cuenta Manuel Andoni Ruiz, presidente de Radio Taxi. «El Diario nos ayuda con la gestión de las reservas por Internet».

Reservas

De momento el servicio se inaugura con el destino de largo recorrido más habitual desde la capital cántabra, el aeropuerto de Bilbao. El objetivo es «ofrecer una alternativa más cómoda que el resto abaratando costes». La idea es que varias personas que tengan que ir al aeropuerto viajen juntas para repartir gastos. Se ha establecido un precio fijo por el trayecto: 130 euros en tarifa diurna y 150 en nocturna, a dividir entre los ocupantes. «Aparte del concepto económico, está la comodidad de que te recojan en la puerta de casa», recalca Manuel Andoni Ruiz, que se muestra optimista. También hay extras que no ofrecen otros medios, como la posibilidad de llevar mascotas o sillas para niños.

El procedimiento es muy sencillo. El usuario que sepa que va a realizar un viaje tiene que entrar en la página web (www.radiotaxi.es) y 'clicar' en «reservar taxi compartido». Este link enlazará directamente con la web que gestiona El Diario Montañés. Allí hay que rellenar un breve formulario sobre los detalles del desplazamiento. La fecha del trayecto (aparecerán en verde los días en los que ya haya otras peticiones), el número de personas que van juntas, en caso de que sean varias, y los bultos que llevan.

Si se encuentran acompañantes, la empresa hará la confirmación del servicio. En ese caso el interesado debe pagar el dinero que corresponda con una semana de antelación, por transferencia o ingreso en cuenta. No se perderá el importe si la reserva se cancela al menos cuatro días antes de la 'carrera'. Y si el plan sigue adelante, sólo queda esperar con el equipaje a punto para conocer a los que serán sus compañeros de viaje durante unos sesenta minutos. En las vacaciones, como en todo, hay que adaptarse, y los taxistas saben bien eso de «renovarse o morir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos