Castro gestionará el polideportivo de Sámano, cerrado desde hace un año

La pedanía cede la instalación durante diez años y con coste cero al Ayuntamiento castreño, que deberá abrirla al público en doce meses

ABEL VERANOCASTRO URDIALES.

La Junta Vecinal de Sámano ha decidido ceder la gestión del polideportivo de la pedanía al Ayuntamiento de Castro Urdiales ante las dificultades económicas que tiene para mantener esta instalación, que está cerrada desde hace un año. El concejal de Deportes, José Mari Liendo (PP), anunció ayer que, tras varios meses de negociación, la pedanía ha aceptado ceder la gestión de esta instalación deportiva durante los próximos diez años a coste cero. Este acuerdo obliga al Ayuntamiento de Castro Urdiales a abrir por completo el polideportivo antes de un año.

No obstante, la apertura de la instalación tendrá que realizarse por fases. «Lo primero que tenemos que hacer es una evaluación del estado del polideportivo, ya que la última vez que lo visitamos estaba en muy mal estado por la falta de mantenimiento», señaló Liendo.

A partir de ahí, el Ayuntamiento castreño empezará a pedir presupuestos para ejecutar aquellos arreglos que requiera el edificio. «Hay que arreglar goteras, el suelo de parqué, cristales que hay rotos, etc. El problema que tenemos es que en el presupuesto de 2012, que hemos aprobado hace un mes, no estaba previsto ningún gasto de este tipo con lo que tendremos que habilitar una partida para ir afrontando estas reparaciones», explicó el edil de Deportes.

Liendo «lamentó» ayer la demora en llegar a este acuerdo, pero quiso dejar claro que han sido los responsables de la Junta Vecinal los que han puesto impedimentos desde el primer momento. «El acuerdo al que hemos llegado está planteado en los mismos términos que hace unos meses. Es nuestra propuesta inicial», apuntó al tiempo que dijo que hay empresas privadas interesadas en gestionar la instalación. «Lo que tenemos que ver ahora es si realmente están dispuestas a asumir toda la gestión».

El concejal de Deportes también quiso dejar claro que el Ayuntamiento va a intentar que el personal que trabaje en las instalaciones sea municipal.

«Es un alivio para la Junta»

Por su parte, el pedáneo de Sámano, Fermín Urquijo (Unión Municipal de Sámano), mostró ayer su satisfacción por el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento de Castro y dijo que supone un «alivio» para la Junta Vecinal, «ya que la situación económica por la que atravesamos es delicada y no podemos asumir las gestión de la instalación».

No obstante, la pedanía tendrá que asumir la deuda que tiene con la anterior empresa encargada de la gestión del polideportivo, y otras facturas pendientes de agua, calefacción y luz, que se incluyen dentro del 1,6 millones de euros que adeuda a varios proveedores.