El jazz se retrata en la calle

Laila Baptista expone en Espacio Imagen una colección de fotografías que combinan retratos en blanco y negro de músicos de Cantabria con anónimos 'barrios rojos'

JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSANTANDER.
La exposición 'Street jazz', inaugurada el pasado jueves, se puede visitar en Espacio Imagen hasta el 21 de septiembre. ::
                             DANIEL PEDRIZA/
La exposición 'Street jazz', inaugurada el pasado jueves, se puede visitar en Espacio Imagen hasta el 21 de septiembre. :: DANIEL PEDRIZA

Desde sus inicios conocidos a finales del siglo XIX en EE UU el jazz siempre ha tenido su lugar de ser en las calles, donde nacen esos ritmos tan libres como inclasificables y desde donde se hicieron populares y universales a lo largo de la pasada centuria, tomando clubes, salas, teatros..., convirtiéndose en una forma de arte reconocida, compartida y celebrada en todo el mundo.

Este espíritu del mundo del jazz es el que recoge la exposición fotográfica de Laila Baptista que se presenta en Santander hasta el 21 de septiembre, en la sede de Espacio Imagen (Mercado de Miranda). El proyecto 'Street jazz' que ahora ya es realidad comenzó en 2008 y, desde entonces, una veintena de músicos de Cantabria han posado para la cámara de Baptista, que organizó 'jam sessions' como aliciente para que los intérpretes se acercasen a su estudio.

La fusión de la luz de los flashes y disparos de la cámara con el ritmo de la música ejerció un influjo definitivo sobre la necesaria inspiración de la artista, cuyo efecto se plasma en cada una de las fotografías que ahora se exponen.

La muestra se compone de una selección de 11 fotografías en gran formato, en las que se combinan los retratos de estudio en blanco y negro de los músicos, con las imágenes de las calles viradas a rojo. «Esa diferente tonalidad confiere a cada obra un contraste intencionado que arroja información sobre la personalidad visual del colectivo de músicos de jazz de Cantabria en diálogo silencioso con un barrio rojo imaginario de una ciudad, en este caso Santander, que, sin quererlo, sobrevive a la historia de una manera entrecortada. Un rojo que nos vincula al fuego, 'leitmotiv' del discurrir de la capital, y a los sentimientos más intensos de las experiencias creativas, entre las cuales la improvisación del jazz ocupa sin duda un lugar incuestionable», tal y como explica la propia autora.

Dicotomía norte/sur

Laila Baptista, nacida en Helsinki, sintetiza en su procedencia española y finlandesa una visión artística y creativa en la que la dicotomía norte/sur no sólo se supera, sino que adquiere una dinámica fecunda. La mirada múltiple y diversa de las diferentes zonas de España en las que ha vivido, junto al gusto depurado y sobrio del arte finés, marcan su obra fotográfica.

En sus inicios artísticos fue el dibujo naturalista el que ocupa el interés y desarrollo creativo de la artista, que evoluciona de manera natural con el descubrimiento de las posibilidades expresivas del mundo fotográfico. En esta nueva singladura, ha contado con ayudas estimables en diferentes espacios formativos y con fotógrafos como Cristina García Rodero, Ernesto Bazán, Luis Baylón, Jorge Represa y Pablo Hojas, entre otros, con los que ha compartido momentos productivos, de los que se vislumbran reflejos en este trabajo.

Su primera exposición individual fue en 2010 con el proyecto 'Femenino Plural', en Selaya, donde abordó la vida de las mujeres del ámbito rural. Su obra fotográfica se ha expuesto desde 2006 en diferentes espacios como el Casyc, el Palacio de Caja Cantabria de Santillana del Mar, el Parlamento regional o el CN Foto de Torrelavega, entre otros.

Fotos

Vídeos