Un gol en el minuto final priva a Munitis de un estreno con triunfo en el banquillo

Munitis sigue las evluciones de sus jugadoras en su debut en el banquillo./
Munitis sigue las evluciones de sus jugadoras en su debut en el banquillo.

El Reocín fue capaz de remontar un 0-2 inicial, pero se le escapó el partido tras un gol olímpico

YÉSICA MATASANTANDER.

El conjunto femenino SD Reocín, que dirige el exracinguista Pedro Munitis, recibió demasiado castigo en su inicio liguero ante UD Tres Cantos de Madrid. Las cántabras, superiores a su rival, fueron capaces de remontar un marcador de 0 a 2, escapándose los tres puntos en los últimos minutos del partido con un 'gol olímpico' de las madrileñas.

El debut de Munitis como entrenador en una competición oficial ha llegado meses después de su despedida como jugador del Racing. Durante este tiempo, y mientras pensaba si seguir o no jugando al fútbol como profesional, Munitis ha estado entrenando con el Escobedo, para no perder la forma y también dirigiendo a los niños de un equipo del Barrio Pesquero. Pero, desde hace unas semanas, el santanderino entrena al equipo femenino del Reocín, que este año milita en la Segunda División tras descender la pasada campaña (y que ha pasado de llamarse Reocín-Racing a ser SD Reocín). Además de con Munitis, el equipo cuenta con Cueli como preparador físico, con un entrenador de porteros, con una psicóloga y juega en el campo que la Federación Cántabra de Fútbol tiene en la Punta Parayas, en Maliaño.

Ayer, en su primer partido liguero, el Reocín no tuvo la suerte de cara. En la primera parte, las jugadoras protagonizaron sucesivas llegadas al área rival, siendo Elisa su atacante más peligrosa. La joven, tras asistencias de Silvia y Paula, dispuso de tres claras ocasiones de gol. Sin embargo, las visitantes fueron más efectivas al enviar al fondo de las redes su único disparo a portería. En este tiempo, el árbitro no señaló un penalti a favor de las cántabras al golpear el balón en la mano de una defensora madrileña.

Después del descanso, el partido estuvo más equilibrado a pesar de que las locales continuaron siendo dueñas del centro del campo. Un gol de Pitu de falta directa dejaba el partido prácticamente sentenciado para las madrileñas. Pero hubo que esperar. Elisa y Arantxa empataron el marcador y dieron esperanzas a las locales. Hasta que en el minuto 90, Sara, con un gol directo en saque de esquina, dio la victoria a su equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos