La Reserva confirma las mejores expectativas en su primera jornada

Se abatieron 32 jabalíes, la cifra más alta de los últimos años en el inicio de una temporada

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER.
Cuadrilla 61, capitaneada por Mariano Casares, con los cuatro jabalíes abatidos en el lote de Vallejas de San Pablo. ::                             PEDRO ÁLVAREZ/
Cuadrilla 61, capitaneada por Mariano Casares, con los cuatro jabalíes abatidos en el lote de Vallejas de San Pablo. :: PEDRO ÁLVAREZ

Con 32 jabalíes ya en su cuenta, la Reserva del Saja puede presumir del mejor inicio de temporada de los últimos años. Ni siquiera la campaña pasada, en la que se acabó batiendo el récord histórico de animales abatidos, se llegó a esta cifra. Entonces, en la primera jornada sólo se llegó a 26.

El pasado domingo, tal y como apuntaban las previsiones más optimistas, se mató un más que importante número de jabalíes, y eso que el tiempo, como casi siempre por estas fechas, no acompañó demasiado. El calor se dejó notar, sobre todo en los perros, poco entrenados pese a las jornadas de perreo autorizadas, que a última hora de la mañana acusaron en exceso el trabajo en el monte. La maleza, la mala suerte... todo influyó un poco para que los resultados no fueran todavía un poco mejores.

La mejor cacería de toda la jornada tuvo lugar en el monte de Dobra Regaos, en Liébana, en donde la cuadrilla de Jaime Parra consiguió hacerse con 11 animales, sólo uno por debajo del cupo fijado por la Administración. En este caso, el calor no debió afectar demasiado a los perros, ya que aguantaron hasta última hora en plenitud, como demuestra el hecho de que 6 de los 11 jabalíes se abatieran por la tarde.

Lejos de lo ocurrido en Dobra regaos, las cuadrillas de Mariano Casares y Juan José Fernández también tuvieron fortuna en Vallejas de San Pablo y Panda Carrielda, respectivamente. Cada una de ellas se fue con cuatro ejemplares para casa. Los dos cerdos salvajes abatidos en Calejo Linares completan la cuenta lebaniega.

En Valdeiguña, la cuadrilla del veterano Romanín Varela se hizo con un ejemplar en Montequemao, en donde hubo mucho movimiento. Peor le fueron las cosas a los de Daniel García, que cazaron en Coo sin demasiada fortuna. En Campoo, se tocó pelo en las dos cacerías celebradas. José Emilio López mató uno en Abiada, y Adolfo del Pozo, otro en Mazandrero.

En Cabuérniga, sólo hubo un cero, en Peña Fresneda, mientras que en Mozagruco la cuadrilla de Juan Carlos Cobo mató dos, y en Monte Aa, los de Luis Gutiérrez, uno. Por último, en el Nansa, los de María Ángeles Molleda mataron un ejemplar en Hayedo Tejeo y los de Rodrigo Pérez, dos en Caviña. Negreo Troncos se quedó en blanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos