«Busco a la chica del bus»

La web del Ayuntamiento de Potes recibe un mensaje de un joven para localizar a una chica que conoció en un viaje

ÁLVARO MACHÍNSANTANDER.

A James Blunt se le apareció un ángel en un corto viaje en metro y se hartó de repetir cantando que la chica era guapísima, pero que nunca estaría con ella. 'You are beautifull, you are beautifull', ha susurrado más de uno bobaliconamente con ánimo de conquistar a una chavala. Blunt no pidió un teléfono o un correo electrónico para contactar y el protagonista de esta historia tampoco. Pero cambiando un metro británico por un autobús de línea español, la cosa es parecida. Salvo que en la versión local, el chaval ha apostado por no resignarse. Color de pelo, estatura aproximada, edad... Y una pista. Su 'ángel' del autobús Santander-Madrid era de Potes. Solución: un mensaje a la web del Ayuntamiento. «Les estaría eternamente agradecido si me pueden ayudar a localizarla». O sea, un busco a la chica del bus.

Debe ser difícil empezar una carta de este tipo dirigida a una web municipal. «Me voy a tomar la libertad de utilizar este correo para pedirles ayuda». Cortesía. Y lo cierto es que el chaval parece educado si uno se lee su texto. Lo que, en versión de historia en blanco y negro, era 'un muchacho de buenas intenciones'. «No le pedí mail, móvil o demás... Craso error», dice. Vamos, que el chico está sufriendo. Y, tal vez por eso, el alcalde del municipio -muy activo en las redes sociales- decidió dar a conocer la petición en su cuenta de Facebook. Por si se podía ayudar. «Es llamativo comprobar una vez más el poder de movilización de las redes sociales para dar respuesta a cuestiones variadas y, en ocasiones, tan bonitas como entendíamos que era el caso», comenta Francisco Javier Gómez.

Porque el tema gustó. Ya va por los 66 comentarios. De todo tipo. Apoyando al chico -«Si al chaval le hizo tilín... El que no cruza el río no pesca peces. Cualquier medio es válido»-, dando pistas -«Yo conozco a una chica rubia, alta y delgada y trabaja en Madrid»-, proponiendo iniciativas -«¿Entonces puedo mandar un e-mail al ayuntamiento para encontrar el amor?»- y hasta 'dejándose caer -«pues yo igual tengo que ir a Madrid a primeros de octubre. Definitivamente, me cojo el bus»-. Con mucho sentido del humor.

La búsqueda está en marcha y en el pueblo ya se barajan candidatas. Se ha hablado mucho del tema, aunque los candidatos a protagonista de esta carta con romanticismo del siglo XXI prefieren seguir en un segundo plano y dejar para el destino -esto es muy de canción de James Blunt- el desenlace de la historia. «De nuevo agradecerles cualquier tipo de ayuda por anticipado», dice el chico en el remate. «Pero es hora de afrontar la realidad. Nunca estaré contigo», terminaba la canción del músico británico. En cualquier caso, y ya que va de canciones, es deseable un mejor desenlace que el de la protagonista de 'En el muelle de San Blas', que se pasó la vida entera esperando. La protagonista, Rebeca Méndez Jiménez, inmortalizada por Maná, falleció esta semana en México. Sus cenizas se esparcirán, por supuesto, por el muelle.