Rigo pide en el Orecla un millón, más el IVA y los impuestos

El futbolista solicita su cláusula de rescisión como indemnización, aunque en el Racing dicen que el contrato «no fue firmado por ninguna de las dos partes»

R. TORRE POOSANTANDER.
Baltasar Rigo intenta robar el balón a Marcos Gullón, en un entrenamiento del Racing. ::                             ANDRÉS FERNÁNDEZ/
Baltasar Rigo intenta robar el balón a Marcos Gullón, en un entrenamiento del Racing. :: ANDRÉS FERNÁNDEZ

Una vez despachado el juicio con Babacar, el siguiente bache con el que se enfrentaron los servicios jurídicos del Racing el viernes fue el de Baltasar Rigo. El futbolista mallorquín, que entrenó con el Racing del 10 al 15 de agosto, presentó una demanda ante el Orecla para intentar llegar a acuerdo amistoso. El documento, al que ha tenido acceso EL DIARIO MONTAÑÉS, refleja dos peticiones por parte del futbolista. La primera, que su despido se califique improcedente y que si esto se produce, sea indemnizado con un millón de euros o, de forma subsidaria, con el 15% de su contrato. 24.000 euros.

Sin embargo, ambas partes no se ponen de acuerdo. Según el entorno del jugador, Rigo sí firmó su contrato, aunque el entonces presidente, Ángel Lavín, se negó a hacerlo. Fuentes cercanas al futbolista aseguran que el expresidente Francisco Pernía «le tranquilizó y le dijo que por la tarde lo firmaría Lavín». Por su parte, desde el club cántabro afirman lo contrario y se escudan en la propia demanda presentada por Rigo. Uno de los párrafos del antecedente de hecho tercero recoge de forma textual: «Aunque el contrato estaba pendiente de firma por ambas partes». Sin embargo, el futbolista sí fue dado de alta en la Seguridad Social.

En el Racing no se avinieron a ninguna de las dos reclamaciones presentadas por los letrados del jugador. Según ellos, al no haber contrato no consideran que pueda haber despido improcedente. Además, rechazaron pagar cualquier tipo de negociación. Los letrados del defensa mallorquín reclamaban, como indemnización, la cantidad equivalente a su cláusula de rescisión más el IVA y los impuestos correspondientes a esa cantidad. Aunque en el escrito también piden, de forma subsidiaria por daños y perjuicios, el 15% bruto de la cuantía fijada en su contrato. Unos 24.000 euros. En el documento se refleja que Rigo cobraría 100.000 euros por una temporada. Aunque a esto había que sumar dos pagas extras por valor de 7.692 euros cada una; otros 15.000 euros si jugaba, al menos 45 minutos, en un bloque de diez partidos; y otros 30.000, si el Racing ascendía a Primera División. En total, 164.384 euros.

El encuentro celebrado en la Fundación para las Relaciones Laborales en Cantabria terminó sin ningún acuerdo. Así que si Baltasar Rigo no está de acuerdo podría acudir a la justicia ordinaria.

Caso Akinsola

Aunque no han recibido comunicación formal, los abogados del Racing esperan la citación del Orecla por el caso Akinsola. El jugador se plantea acudir al citado organismo para resolver su salida del club.

Fotos

Vídeos