Los osos suspenden una batida en La Hoyona

Componentes de la cuadrilla 35, capitaneada por Jaime Parra, con los diez jabalíes abatidos en Arabedes el pasado sábado. / P. Álvarez/
Componentes de la cuadrilla 35, capitaneada por Jaime Parra, con los diez jabalíes abatidos en Arabedes el pasado sábado. / P. Álvarez

La guardería detectó la presencia de una hembra con crías

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER.

Los componentes de la cuadrilla de Luis Alberto Cano se debieron quedar de piedra cuando a media mañana del pasado domingo escucharon por las emisoras que la cacería que estaban celebrando en el monte de La Hoyona se suspendía por la presencia en la zona de una osa con dos crías. El guarda alertó a los cazadores de la presencia del plantígrado y sus retoños y les comunicó que la cacería quedaba suspendida.

No es nuevo que en esta zona de la comarca lebaniega, la situada en ambos márgenes de la carretera de Piedrasluengas, se suspendan batidas por la presencia de osas con sus crías. De hecho, a finales del pasado mes de septiembre, ya se suspendió otra en el lote de Margaperas, en donde tenía previsto cazar la cuadrilla de Jaime Parra. En ambos casos, las cacerías no se perderán, ya que ambas cuadrillas podrán disfrutar de ellas en el tramo final de la campaña, bien sea en ese mismo monte o en otro que elijan.

A margen de lo acontecido en La Hoyona, el último fin de semana de caza en la Reserva del Saja dejó algunos datos muy positivos, como, por ejemplo, lo ocurrido en los montes de Bicobres Norte y Arabedes. Se mataron diez animales en cada uno de ellos cifra que, aunque no llega al cupo establecido (doce), se puede considerar muy positiva. En el monte del valle de Bedoya los de Celestino Cuevas disfrutaron de una buena batida, lo mismo que los de Jaime Parra en el vecino lote de Arabedes. En cualquier caso, estos dos montes, junto a Panda Carrielda y Arretuerto, son las grandes 'joyas' de la Reserva.

Tampoco fueron mal las cosas a los corraliegos que dirige el veterano Román Varela, que se bajaron de Caviña con el cupo de tres jabalíes permitido por la Administración. También sumaron el cupo, aunque en este caso era sólo de dos ejemplares, las cuadrillas de Daniel González en Fresneda Gesía, el monte 'cenicienta' de la cuenca del Besaya, y los de Alejandro Abad en Vaocerezo.

También se tocó pelo en Palombera Este, en donde el grupo que dirige Adolfo del Pozo se hizo con dos cerdos salvajes. Uno más se mató en Milebaños a cargo de la cuadrilla de José Manuel Polanco.

Con esta treintena de jabalíes cazados en este fin de semana -a falta de los datos oficiales que facilite el Servicio de Montes- son ya 447 los animales abatidos en la presente temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos