El juez ordena la apertura de juicio por la presunta estafa de Red Enlaza

En unos meses serán juzgados en Madrid los ocho imputados en el fraude tecnológico supuestamente urdido por el cántabro Rufino Pereda

M. Á. SANTANDER.
Rufino Pereda. ::                             DM/
Rufino Pereda. :: DM

No han pasado ni dos años desde que se iniciara la investigación y ya hay auto de apertura de juicio oral por la presunta estafa tecnológica cometida por los cántabros Rufino Pereda, Emilio Rodríguez y seis personas más. Deberán responder por delitos de estafa y falsedad documental, que les habrían llevado a cometer un fraude cercano a los seis millones de euros que afectó a decenas de inversores que confiaron en su supuesto proyecto de telefonía de cuarta generación.

A pesar de haber caído en uno de los juzgados más colapsados de Madrid, el nuevo magistrado que está al frente del Juzgado de Instrucción número 32, Ricardo Ruiz, ha acelerado el proceso cuya instrucción cerró el pasado marzo su predecesor, Santiago Torres, y, en unos meses -fuentes próximas al juzgado calculan que entre cuatro y seis- podrá celebrarse el juicio en la madrileña Audiencia Provincial.

En el auto de apertura de juicio oral se constata que la acción penal se dirige, en primer lugar, contra Rufino Pereda -presidente de la empresa Red Enlaza- y Emilio Rodríguez -director financiero- por un delito continuado de estafa en concurso con un delito continuado de falsedad en documento mercantil. También se imputa un delito continuado de estafa a la esposa de Pereda y al que fuera director comercial del entramado de Red Enlaza. Junto a ellos figuran en la lista de imputados dos personas directamente relacionadas con las empresas instrumentales creadas por Rufino a través de las sociedad Red Enlaza e Imobility, a los que se acusa de estafa; y dos directivos de la sucursal bancaria de Madrid que supuestamente les facilitó el negocio, acusados de falsedad en documento mercantil en concurso con un delito de estafa. En el mismo auto se confirma la decisión de mantener la prisión provisional que cumple Rufino Pereda desde que fuera detenido en Santander, el 23 de noviembre de 2010; y la puesta en libertad provisional de su 'número dos'. Tal y como adelantó este periódico, el abogado de Pereda confirmó que había presentado un recurso para pedir que su defendido también pudiera esperar el juicio fuera de la cárcel, que aún no ha obtenido respuesta.

Fianzas

Tanto a Pereda como a Rodríguez se les requiere que depositen una fianza de 4,5 millones de euros, cantidad que se suma a los 4,7 millones que, en total, deberán depositar los otros seis imputados para hacer frente a las posibles responsabilidades civiles que se deriven del juicio. Se declara la responsabilidad subsidiaria de las distintas sociedades que forman parte del entramado de Red Enlaza -por importe de 4,5 millones- y también del banco Santander, por una cantidad de 450.000 euros.

Esta resolución ya ha sido notificada a todas las partes para que procedan a designar abogado y procurador. La defensa de los imputados puede, ahora, decir si está conforme con las actuaciones y, si no lo está, aportar las pruebas de las que intentarán valerse. Los representantes de los imputados fueron citados el pasado 13 de noviembre ante el Juzgado 32 para conocer este auto y el escrito de acusación del Ministerio Fiscal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos