Santander, la capital y la novia del bolero

Son de Indianos, Melaza y Jueves de Boleros abarrotaron el aforo del Casyc y Los Panchos recorrieron su histórica trayectoria en la sala Rocambole

JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSANTANDER.
El mítico grupo Los Panchos, durante su concierto en el Rocambole en la noche del sábado. / Sé Quintana/
El mítico grupo Los Panchos, durante su concierto en el Rocambole en la noche del sábado. / Sé Quintana

Santander se convirtió este fin de semana en la capital del bolero, demostrando la riqueza y vigencia de un histórico género que sobrevive al paso de los años y las modas. No en vano, en las últimas semanas se han publicado en España hasta ocho discos de boleros de intérpretes españoles, desde Moncho o Los Sabandeños hasta Café Quijano, el Consorcio, Mayte Martín...

Este hecho se ratificó durante la primera edición del festival 'Santander de Boleros', cerrada con gran éxito artístico y de público, que abarrotó el aforo del Casyc de Caja Cantabria y que agotó las entradas desde la pasada semana. El viernes tuvo lugar la conferencia inaugural de Manuel Encabo, presidente de la Asociación ProBoCa, que disertó sobre el bolero y su historia en Santander, «la primera ciudad de Europa donde se interpretó»; y el taller-concierto a cargo de Juan Santana, guitarrista de Los Sabandeños, Juan Valerón (timple) y Carmen Medina (cantante).

Por su parte, el sábado la actividad se trasladó al teatro del Casyc, a cuyo escenario se subieron más de 60 músicos que han hecho del bolero su razón de ser artística y vital, un género que, con musicalidad muy sensual, canta al amor y al desamor y a todos los protagonistas de historias tan emotivas como cotidianas. Los primeros protagonistas fueron la banda local Son de Indianos, que mezclaron con maestría poesía, íntimas reflexiones sobre el amor y sobre la vinculación de Santander con América.

Los granadinos Melaza, veterana agrupación nacida en los años 90 en Motril, demostraron a continuación su capacidad para llegar al corazón de los espectadores con sus boleros cargados de aires y acentos andaluces.

Por último, el popular conjunto cántabro Jueves de Boleros, organizadores del evento, llenaron de magia el Casyc con su fusión de voces e instrumentos tradicionales interpretando todos esos ritmos que proceden de América llenos de mestizaje.

La sorpresa fue la presencia de Los Panchos en el Casyc, demostrando su apoyo al festival y recibiendo una placa de homenaje por parte de los organizadores por su contribución a lo largo de su histórica trayectoria a la popularización del bolero. El trío saludó al público desde el escenario y agradeció el gesto de boca de Gabriel Vargas, integrante del grupo desde 1978.

Las 500 personas que llenaron el aforo disfrutaron con el espectáculo, que se prolongó durante tres horas y media debido a las peticiones de los espectadores y que se cerró de forma definitiva con la interpretación, con todos los artistas reunidos encima del escenario, del famoso bolero 'Santander' que Jorge Sepúlveda dedicó a «la novia del mar».

La organización, sorprendida por la tan cálida respuesta del público, y agradecida por el apoyo de los colaboradores públicos y privados con los que ha contado, aseguró una segunda edición del festival el próximo año.

Fin de fiesta con Los Panchos

Pero todo había más. El cierre al fin de semana de boleros que vivió Santander se iba a escribir con letras de oro, pasada la medianoche del sábado, de la mano de Los Panchos, que ofrecieron un concierto en la sala Rocambole, fuera del programa del festival, pero compartiendo muchos de sus espectadores. El trío formado en la actualidad por Gabi Vargas, Jaime Islas y Taurino W. Aguilar, muy divertidos y cómplices con el público, recorrieron históricos temas como 'Toda una vida', 'Contigo aprendí', 'Sin ti', 'Si tu me dices ven', 'Mi último fracaso'... También hubo tiempo para interpretar una versión de 'Granada' y recordar a Rocío Dúrcal y a Armando Manzanero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos