Ramiro González, un mito de los bolos, fallece a los 82 años

González recibe el primer título de la Liga Regional de Primera, en 1949. / DM/
González recibe el primer título de la Liga Regional de Primera, en 1949. / DM

'El Chaval de Casar' es aún el único que ha sumado cinco Campeonatos de España antes de cumplir los 25 años

I. DÍAZ SANTANDER.

El mundo de los bolos dijo adiós ayer a uno de los grandes. A uno de esos jugadores cuyo nombre será por siempre una referencia en las boleras de toda Cantabria. Ramiro González, 'El Chaval de Casar' falleció ayer a los 82 años de edad.

González nació en Casar de Periedo (Cabezón de la Sal), el 12 de diciembre de 1930. Desde muy joven, destacó en el que iba a ser para siempre su deporte. Su descomunal fuerza física le hacía lanzar bolas de dos kilos y medio y un diámetro de 180 milímetros, lo que le convertiría en uno de los jugadores más potentes de todos los tiempos. Con apenas 18 años, González se proclamó campeón de Cantabria. En la final del Campeonato de España de ese año, 1949, se medía al mítico Rogelio González, 'El Zurdo de Bielva' que por entonces era demasiado rival para el de Casar. Pero al año siguiente, en 1950, Ramiro González ganaba su primer título de campeón de España, al que luego seguirían otros cuatro, casi de forma consecutiva. Ramiro González es el único jugador de la historia de este deporte en acumular cinco títulos nacionales de primera categoría antes de los 25 años.

«Mi primer Campeonato de España fue el que me satisfizo más», apuntaba 'El Chaval de Casar' en una entrevista en EL DIARIO MONTAÑÉS en 2010. «Es una sensación difícil de explicar. Lo máximo. Los siguientes títulos se disfrutan, pero son otra cosa. El primero es increíble». El nacional se celebró el 14 y el 15 de mayo de 1950 en Madrid y hasta el diario 'ABC' se hizo eco de la gesta del de Casar de Periedo, al señalar que al concurso se había presentado 'El Chaval de Casar' «tirando bolas de cuatro kilos de peso», algo que no había hecho nadie «desde que este juego existe».

Siete subcampeonatos nacionales, cinco títulos de campeón de Cantabria, tres victorias en el nacional por parejas -junto a Lolo Escalante-, y otros tres títulos regionales en la misma modalidad... El palmarés de Ramiro González es más que notable. También ganó siete ligas, cinco de ellas formando parte del mítico equipo de La Partidona de Las Higueras (Cabello, Escalante, Salas y González).

Una trayectoria a la que puso punto final en el año 1966. «Había que ganar dinero para vivir y eso obligó a sacrificar muchas cosas. El trabajo me cortó las posibilidades deportivas», afirmaba el propio González, que trabajó toda su vida en Electra de Viesgo.

Del mundo de los bolos, 'El Chaval de Casar' se quedaba con los «amigos y compañeros» y también porque a través de este deporte conoció a su esposa, Teresa, con la que tuvo tres hijos.

Además de su gran palmarés, el mundo de los bolos despedirá hoy a un hombre bueno, honesto y humilde, con un comportamiento intachable en todas las boleras en las que demostró su clase.

 

Fotos

Vídeos