«Claro que pensamos en el ascenso, pero hay que ir partido a partido»

Conrado cumple su tercera temporada en el Bathco, las dos últimas como capitán. / Roberto Ruiz/
Conrado cumple su tercera temporada en el Bathco, las dos últimas como capitán. / Roberto Ruiz

El '15' del conjunto líder de División de Honor B reconoce el gran momento de su equipo e insiste en que hay que trabajar «más que nunca» Conrado Chiappero Capitán del Bathco

MARCO G. VIDARTSANTANDER.

A pesar del buen partido que ha hecho -otra vez-, es difícil que Conrado Chiappero Burgio (Charata, Argentina, 1984) pronuncie en algún momento la palabra 'yo', con ese deje argentino tan característico. La humildad rezuma por todos los poros del capitán del Bathco. Sólo se le ilumina el rostro cuando le dicen que con los resultados de la jornada, los 'verdes' son los líderes de la División de Honor B. Pero es apenas un instante. Que queda mucha liga, que los demás equipos son muy buenos... Pero a la vez, el '15' del 'quince' de San Román también sueña. Sabe que el equipo, a base de muchísimo trabajo, está de dulce. Un ataque extraordinario y una defensa a prueba de ensayos les ha llevado a lo más alto y, por qué no, a soñar con jugar el año que viene en la máxima categoría, en la División de Honor. Un éxito que se basa en un bloque, liderado por un argentino que está haciendo una temporada sobresaliente. Aunque a él su modestia le impida reconocerlo.

-Están realizando una temporada extraordinaria y han alcanzado el liderato en la División de Honor B ¿Se lo esperaban al principio de la Liga?

-Hemos llegado acá con un grupo muy bueno. El equipo está muy confiado y las cosas nos están saliendo bien. La temporada del Bathco está siendo fantástica y el equipo está en un momento muy bueno.

-¿Cuál es la clave del éxito del Bathco?

-Sin duda, el grupo. Entre los fichajes que han venido y los jugadores que ya estaban, a base de entrenamientos y trabajo, se ha formado un gran bloque. Y además, somos un equipo muy humilde, muy trabajador. En el juego, hacemos un rugby fluido, vistoso, muy dinámico. A la defensa contraria le cuesta reposicionarse. A la vez, cuando defendemos nosotros, lo hacemos con mucha intensidad. En el último partido nos pusimos el objetivo de no encajar ningún punto. Y lo conseguimos. Pero hay que seguir mejorando.

-En lo personal está usted haciendo una campaña casi perfecta...

-Soy consciente de que me están saliendo bien las cosas. Estoy trabajando mucho para patear mejor, para hacer mejores jugadas, para capitanear al equipo... Pero nada sería lo mismo sin el apoyo de mis compañeros.

-En este gran momento de forma suyo, ¿ha tenido que ver que se haya tomado el verano de descanso en lugar de ir a Argentina a seguir jugando al rugby?

-Sí. Llevaba dos años haciéndolo. Cuando terminaba acá, me iba a Argentina a jugar en el Atlético del Rosario. En total, he empalmado cuatro temporadas seguidas. Y este verano he estado en Argentina, pero de vacaciones. Y lo estoy notando en la temporada con el Bathco. He arrancado con muchas 'pilas'.

-Son varios los argentinos que juegan en el Bathco. Parece que no sólo exportan buenos futbolistas...

-En el Bathco hay siete argentinos. Cinco vivimos en una casa grande que tenemos acá. Hemos formado un buen grupo entre nosotros y los españoles. Muchos compañeros del equipo vienen a casa a comer o salimos juntos por ahí. Hay un ambiente inmejorable. A la vez, estar con gente de tu país te hace sentirte un poco más arropado.

-¿Qué rasgos tienen los jugadores argentinos?

-Somos más eufóricos, más raciales. Somos jugadores de mucho carácter. Creo que muy parecidos a los españoles.

-El ascenso esta temporada a División de Honor es una posibilidad muy real...

-Claro que pensamos en esa posibilidad. Pero el año es muy largo. Hay que ir partido a partido. La liga es muy pareja y cualquier equipo puede ganar a otro. Es cierto que ahora dependemos de nosotros mismos, pero hay que trabajar más que nunca y con mucha humildad.

-A nivel individual, ¿con qué estaría contento al finalizar esta temporada?

-Yo sólo pienso en el equipo. Si en lo personal llegan cosas, mejor. Bienvenidas sean.

-Es su segunda temporada como capitán del Bathco. Un puesto que conlleva mucha responsabilidad en un equipo de rugby...

-Ser el capitán de este equipo es un orgullo enorme. Y más sabiendo que hay gente que te responde en las buenas y en las malas. Ser el capitán de un equipo de rugby es algo importantísimo, y las palabras deben salir cuando las cosas van bien y, sobre todo, cuando van mal.

-Alguna manía tendrá el capitán del Bathco...

-(Se ríe). Una de ellas es que antes del partido, les doy la ropa a los chicos y les saludo uno a uno. Y cuando acaba el calentamiento, soy el que lidera el grupo para volver a los vestuarios.

 

Fotos

Vídeos