La constructora cántabra Emilio Bolado SL entra en fase de liquidación

La empresa fue hasta hace dos años uno de los buques insignia de la construcción y la obra pública en Cantabria. / DM/
La empresa fue hasta hace dos años uno de los buques insignia de la construcción y la obra pública en Cantabria. / DM

Aguantó las primeras embestidas de la crisis, pero llevaba tiempo con graves problemas de liquidez por falta de obra

L. G.SANTANDER.

La constructora cántabra Emilio Bolado SL ha entrado en fase de liquidación. Se abre así un plazo de quince días para elaborar el informe que determinará cómo se liquidará la empresa cántabra. Constatar sus activos, deudas, acreedores y repartir hasta donde llegue. Era la crónica de una muerte anunciada desde hace meses. Aguantó las primeras embestidas de la crisis, pero llevaba tiempo con graves problemas de liquidez por falta de obra.

Hace días comunicó a sus trabajadores el cese de la actividad. El final de una empresa que fue hasta hace dos años uno de los buques insignia de la construcción y la obra pública en Cantabria. En noviembre de 2011, con una plantilla que rondaba los 300 trabajadores, comenzó una caída imparable hasta su cierre definitivo. El último expediente afectó a 75 trabajadores. De ellos, 53 abandonaron la empresa a mediados de diciembre del año pasado y 23 en enero.

Quedan otras dos empresas del grupo cántabro, la matriz Ebohi y Acansa, con tres trabajadores en su plantilla. Las dos están en situación de preconcurso. Pero su destino será el mismo: el cese de la actividad.

Los hechos se precipitaron a finales de enero cuando el comité de empresa reclamó el pago de los atrasos. La pagas extraordinarias de julio y Navidad y los meses de diciembre y enero. Una reunión de urgencia con la propietaria de la empresa, Isabel Bolado y los administradores concursales que terminó con el anuncio del cese de actividad. Y es que no sólo la empresa se quedó sin dinero. No hay obras en marcha y tampoco a la vista.

Los trabajadores, desolados, veían venir el triste final. Y durante los últimos meses aguantaron trabajando y sin cobrar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos