Los edificios de más de 50 años deberán someterse a la inspección técnica antes de 2016

El Gobierno aprueba el decreto que regula esta especie de ITV inmobiliaria que afecta a Santander, Torrelavega, Camargo y Castro

MARIANA CORESSANTANDER.
Los edificios de más de cincuenta años deberán ser inspeccionados. ::                             CELEDONIO/
Los edificios de más de cincuenta años deberán ser inspeccionados. :: CELEDONIO

Las más de 21.400 viviendas de Santander con más de 50 años de antigüedad o las casi 7.000 de Torrelavega deberán someterse a inspección (una especie de ITV inmobiliaria) antes de que finalice el año 2015. Y no serán las únicas. El decreto que aprobó ayer el Gobierno regional afecta a todos los municipios de más de 25.000 habitantes. Es decir Castro Urdiales y Camargo. Ahora, deberán ser los ayuntamientos implicados los que aprueben las ordenanzas reguladoras, ya que la competencia de control y gestión de las inspecciones y sus revisiones recaerá sobre ellos. Los costes de los informes que surjan de estas inspecciones y las reparaciones indicadas correrán a cargo de los propietarios de los inmuebles. La normativa, que emana de un norma nacional, pretende lograr un medio urbano más sostenible con el objetivo de que las viviendas de Cantabria tengan unos criterios mínimos de calidad. Los municipios de menos de 25.000 habitantes podrán acogerse al decreto de forma voluntaria.

Pero las competencias municipales irán más allá y deberán ejercer las acciones necesarias para que los propietarios de las viviendas cumplan lo que establezcan las inspecciones.

El examen al que serán sometidos los inmuebles debe ser profesional, veraz y podrá ser visado por un colegio profesional. Para tal fin, los ayuntamientos podrán firmar convenios de colaboración con los colegios y asociaciones profesionales vinculados a la edificación.

Una vez realizada el examen, el técnico competente emitirá un informe, en el que se detallarán los daños detectados y las medidas recomendadas para su reparación, además de la fecha aconsejable para el inicio de las obras, el plazo de ejecución y un presupuesto estimado. También se incluirá el compromiso de los propietarios a acometer los trabajos. Quedarán excluidos de la inspección técnica todos aquellos que hayan sido declarados en ruina.

Para la elaboración de esta normativa, que cuenta con el visto bueno del Consejo de Estado, el Gobierno de Cantabria ha contado con la participación y colaboración de los agentes implicados, como es el caso de los Colegios Profesionales y los municipios afectados, aquellos que cuentan con más de 25.000 habitantes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos