La Policía de Santoña controlará la contaminación acústica

I. BAJOSANTOÑA.

El Ayuntamiento de Santoña, a través de la Concejalía de Ambiente, ha adquirido un nuevo sonómetro homologado que permitirá la medición de ruidos en bares, establecimientos comerciales y domicilios por parte de la Policía Local, facilitando así el control de ruidos establecido en la Ordenanza Municipal y la Ley Nacional del Ruido.

El concejal de Medio Ambiente, Fernando Palacio Ansola, explicó que «este dispositivo permitirá el conocimiento del impacto acústico en las posibles denuncias que haya entre vecinos». Se trata de un sonómetro integrador promediador de última generación que mide todas las funciones simultáneamente con todas las ponderaciones frecuenciales. Entre estas se encuentran las funciones necesarias para calcular los índices básicos de evaluación acústica, lo que permite realizar mediciones ambientales, mediciones de aislamiento, de potencia acústica, de contaminación acústica en centros de ocio y comerciales, etc.

La Policía Local será la encargada de realizar las mediciones pertinentes, sobre todo en los casos en los que los ciudadanos requieran la atención del cuerpo de policía ocasionado por un episodio de ruidos en el entorno de su hogar y como consecuencia, impidiéndole el descanso.

El concejal de Obras y Seguridad Ciudadana, Ángel Mollinedo, señaló «la importancia que tiene que la Policía Local esté dotada de equipo adecuado para mitigar estos aspectos y posibles conflictos entre los vecinos». En cualquier caso, las mediciones que realicen los agentes serán orientativas y siempre estarán vinculados a que los técnicos del Ayuntamiento verifiquen los resultados, que serán condicionantes para la apertura de un expediente para valorar si la insonorización de los locales es la adecuada.