Obispado y Ayuntamiento de Los Corrales acuerdan mejorar el Parque de las Estelas

El proyecto municipal pretende mejorar las actuales instalaciones. / Foto: Miguel de las Cuevas/
El proyecto municipal pretende mejorar las actuales instalaciones. / Foto: Miguel de las Cuevas

La Comisión de Cultura ha dado el visto bueno al acuerdo que permitirá trabajar en común en el mantenimiento y futura apertura del edificio

NACHO CAVIALOS CORRALES DE BUELNA.

El Parque de las Estelas de Barros, en Los Corrales de Buelna, entra esta semana en una nueva fase que podría terminar en breve con la ejecución de un proyecto de mejora y su reapertura al público, tras más de un año cerrado debido a un problema suscitado por la titularidad del terreno sobre el que se asienta. Así se desprende del acuerdo entre Ayuntamiento y Obispado sobre su mantenimiento, un convenio que ha recibido el visto bueno de todos los grupos de la Corporación en la última reunión de la Comisión de Cultura presidida por Valentín Aguado Quintial (PP). Es el primer paso firme para adoptar medidas de mejora, seguridad y difusión del parque, además de su reapertura al público.

Hasta ahora la cuestión principal radicaba en la titularidad del terreno sobre el que se construyó un edificio que alberga uno de los símbolos más representativos de Cantabria, la Estela de Barros, parte del escudo de la región. Y a la par, sobre el estado de la misma rueda, motivo de preocupación para los expertos por su «deterioro progresivo».

Revisión catastral

El problema comenzó con el cierre del parque por motivos de seguridad a finales de 2011, agravado con la revisión catastral realizada por aquel entonces en Los Corrales de Buelna. En la inspección de las parcelas surgió una duda en cuanto la inscripción de los terrenos sobre los que se levanta el parque y el Obispado de Santander reclamó la titularidad de los mismos y del edificio.

El Ayuntamiento mantuvo la propiedad de los terrenos, pero tras varios encuentros infructuosos, se decidió avenirse a las peticiones de la Iglesia, «dada la dificultad de llegar a un acuerdo y que lo importante era dignificar el parque y abrirlo al público», decía la alcaldesa, Mercedes Toribio. Por esa razón, dijo, «nos pusimos a disposición del Obispado para poder llevar a cabo la rehabilitación necesaria y abrirlo en condiciones dignas».

De momento la Consejería de Cultura ya tienen en sus manos un proyecto municipal que pretende mejorar las actuales instalaciones, dotándolas de una mayor visibilidad, seguridad, iluminación y modernización, además de su difusión con carteles de señalización.