El Ayuntamiento cambiará el reglamento de mercados para amparar el proyecto de Puertochico

G. S.SANTANDER.

El Ayuntamiento de Santander redactará un nuevo reglamento municipal de mercados que ampare el proyecto diseñado para el de Puertochico, que también necesitará su adecuación a la normativa urbanística. El PP avanzó ayer esta intención a los grupos de la oposición durante la Comisión de Innovación, Turismo y Comercio. «Hemos tomado la decisión de hacer una modificación de todo el reglamento, ya que el actual tiene muchos años, y no ceñirnos a un cambio parcial que permita solamente la actuación sobre Puertochico», manifestó el concejal Ramón Saiz Bustillo. El edil indicó que el objetivo es transformar las actuales instalaciones municipales en un nuevo punto de encuentro, que contribuya a la dinamización de la actividad comercial y de la zona.

El proyecto tiene como finalidad hacer del Mercado de Puertochico un nuevo espacio donde convivan los comerciantes, dedicados a la venta de productos de alimentación, con otros nuevos de actividades complementarias, aún por determinar, que no compitan con los actuales, pero que refuercen su actividad.

El portavoz del PRC, José María Fuentes-Pila, criticó que el equipo de gobierno esté redactando ese nuevo reglamento «a espaldas de todo el mundo», oposición, comerciantes y asociaciones de consumidores y usuarios, al tiempo que el alcalde está vendiendo «castillos en el aire», ya que el reglamento actual, de 1988, no permite usos distintos a la venta de productos alimenticios.

El dirigente regionalista criticó «dos aspectos graves». Por un lado, recordó que el concejal de Mercados tenía «encima de la mesa», desde junio de 2012, las alegaciones y las propias modificaciones presentadas por el equipo de gobierno que, al parecer, «no ha tenido tiempo de mirar», pero tampoco de «anunciar que esa modificación, que sí permitiría usos hosteleros, ya no valía».

Por el otro, dado que ese reglamento no «llegó nunca a estar en vigor», el alcalde ha ido «prometiendo a los comerciantes proyectos que a día de hoy y en un medio plazo son irrealizables».