Castro se plantea prescindir del equipo redactor del Plan General

El Ayuntamiento baraja esta posibilidad después de que la adjudicataria reclame un adelanto de 58.000 euros para continuar con su trabajo

A. V.CASTRO URDIALES.

El equipo de gobierno (PP, PRC y Anexión a Vizcaya) de Castro Urdiales está planteándose la posibilidad de prescindir de los servicios de la empresa redactora del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la Unión Temporal de Empresas (UTE) Mecsa-San Andrés, ante el «incumplimiento del contrato», y después de que la adjudicataria reclame un adelanto de 58.000 euros para continuar con su trabajo.

El concejal de Urbanismo castreño, Aitzol Zuazo (PP), recordó que hace tres meses la Junta de Gobierno acordó remitir un escrito a la redactora del Plan en el que se le indicaba que si quería cobrar esa cantidad, para la que hay una asignación presupuestaria, debería entregar el Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA). Un documento que el Ayuntamiento castreño deberá someter a exposición pública. En caso contrario, el Consistorio podría rescindir el contrato y reclamar los servicios de la siguiente empresa que obtuvo más puntos en el concurso convocado para la redacción del documento.

Por su parte, la empresa advirtió al Ayuntamiento de que no continuaría con su trabajo si no cobra dicha cantidad.

Ahora, el concejal de Urbanismo asegura que en la próxima Junta de Gobierno solicitará al alcalde Iván González que inste a la empresa a que se persone en el Ayuntamiento, en el plazo de diez días, para que traslade cuáles son sus intenciones. «Ahora mismo están incumpliendo el contrato y tenemos motivos para prescindir de ellos. No obstante, vamos a darles una última posibilidad para que expongan su posición», apuntó Zuazo.

El responsable del urbanismo castreño ya ha señalado en varias ocasiones que el nuevo Plan General irá encaminado a buscar dotaciones deportivas, un colegio, un instituto... «Necesitamos nuevos equipamientos», resume.

La previsión del concejal era que el borrador pasara por manos de sus compañeros de Gobierno y de los grupos de la oposición (PSOE, CastroVerde y Acuerdo por Castro) para, posteriormente, realizar el trámite de evaluación ambiental. Lo que se desconoce es cuándo se llevará a cabo este trámite, ya que la elaboración del documento ha sufrido numerosos retrasos en los últimos meses.