Astillero gana un duelo de titanes

Pedreña, en primer término, y Astillero mantuvieron un cerrado duelo a lo largo de toda la regata que se resolvió a favor de los azules por menos de dos segundos. ::                             CELEDONIO/
Pedreña, en primer término, y Astillero mantuvieron un cerrado duelo a lo largo de toda la regata que se resolvió a favor de los azules por menos de dos segundos. :: CELEDONIO

Los dos barcos se jugaron el triunfo en un sprint de cien metros, tras protagonizar algún toque de remos durante la regata La 'San José XIV' vence por menos de dos segundos a Pedreña en la Bandera Sotileza

RAFA GONZÁLEZSANTANDER.

La 'San José XIV' logró ayer la victoria en la Bandera Sotileza en una dura pugna con la 'Seve Ballesteros' pedreñera, con la que mantuvo un emocionante y tenso mano a mano durante todo el recorrido y que finalmente se inclinó del lado de los astillerenses por menos de dos segundos. La regata fue fiel a su tradición y puso los ingredientes para que se viviera una gran jornada de remo, en la que los bogadores de los nueve barcos participantes pusieron todo de su parte para realzar la espectacularidad de la prueba. Los aficionados acudieron en buen número a los puntos clave para ver la evolución de los participantes.

La Sotileza tiene ingredientes para ser una regata con mucho atractivo para remeros y espectadores y ayer no fue menos. Hubo tensión y nervios en la mar y también fuera de ella. La causa fue el rumbo de los barcos, que en ocasiones llegaron a entrechocar las palas de sus remos. Al final la sangre no llegó al río y una vez que se terminó la competición volvió a reinar el ambiente de armonía que viene presidiendo las relaciones entre los clubes regionales, si bien en algunos momentos los nervios subieron de tono.

La Bandera Sotileza de ayer fue una regata de patrones. Al salir en grupos de tres, las traineras estaban obligadas a coger y mantener muy bien el rumbo para no dar ventaja al rival. La pericia de los que llevan el remo de gobernar la embarcación fue determinante para que se pudiese presenciar una regata de las que hacen afición.

La virada, clave

La prueba contó con las nueve traineras que hay en liza esta campaña en la región. La tanda más esperada era la última, en la que bogaban los tres clubes de la Liga San Miguel y que no defraudó. Astillero bogó por la baliza uno, Castreña por la dos y Pedreña por la tres. Tal y como estaba la mar, con calma chicha, estaba claro que la virada a la Punta de La Cerda era clave. Los tres patrones -Iker Gimeno en los azules, Mikel García en los rojillos y Borja Gómez en los blancos- comenzaron a dar trabajo al juez de mar desde las primeras paladas.

Los pedreñeros se dejaban caer hacia estribor, con el fin de cerrar a los de Iker Gimeno y al mismo tiempo a los castreños. Una estrategia que les mantuvo en un mano a mano muy fuerte con los astillerenses, si bien éstos lograron meter su proa por delante en la virada y entrar en la bahía con medio barco de ventaja.

No bajaron los brazos los de Borja Gómez, que protestó reiteradamente al juez de mar, y volvieron a tocar las palas de sus remos a la altura del Museo Marítimo. Castreña se había descolgado ligeramente y ello permitía que Astillero y Pedreña bogasen a la par. Ninguno de los dos logró enseñar su popa al rival y así se plantaron en los últimos cien metros de regata. No estaba claro el resultado final, pero Iker Gimeno cerró la boga de los suyos antes que Borja Gómez y ello le permitió cruzar la baliza de meta con menos de dos segundos de ventaja sobre los pedreñeros, mientras que Castreña completaba su buena actuación con la tercera plaza de la Bandera.

La segunda de las series emparejó por este orden de balizas, de la uno a la tres, a Santoña, Camargo y Castreña B. Como preámbulo de lo que iba a ocurrir a continuación los de la 'Virgen del Puerto' y la 'Virgen del Carmen' protagonizaron un espectacular duelo, que se resolvió a favor de los santoñeses por dos segundos y cuarenta y cinco centésimas, mientras que Castreña B cedía cerca del minuto.

En el primero de los grupos compitieron Pontejos, Santander y Colindres. El triunfo fue para los veteranos de Pontejos con un tiempo que les aupó a la sexta posición, lo que certifica su buena trayectoria en la temporada.