Una evolución positiva

Palacio de Mijares apuesta por los banquetes y el menú del día

:: JOSÉ LUIS PÉREZMIJARES.
Milhojas de turrón y foie. ::
                             DM/
Milhojas de turrón y foie. :: DM

Un marco monumental espectacular: el escenario; unas instalaciones versátiles y con muchas posibilidades: el edificio rehabilitado; y sabores actuales a partir de cuidadas materias primas: la cocina. Tres puntales que sostienen un negocio, Palacio Mijares, que nació en junio de 2011 y que evoluciona de forma positiva con el objetivo de convertirse en un referente en banquetes sin olvidar sus menús.

Tras las vacaciones de invierno, Palacio de Mijares ha retomado en febrero la actividad, esforzándose en proporcionar alicientes sabrosos a sus clientes de banquetes y de restaurante.

Bajo la dirección de Chus del Campo y Javier González, al frente de la cocina están Luismi Sánchez, que se mantiene desde el arranque, y Borja Mier (que antes estuvo en Los Avellanos, con una estrella Michelin). Sus propuestas tienen una base tradicional, una estética muy cuidada a partir de esmeradas y coloristas composiciones sobre diferentes soportes, pero no carecen de 'toques de autor', de detalles modernos que reflejan una preocupación por seguir la senda de la cocina contemporánea.

Se advierte que hay platos consolidados, pero que al mismo tiempo evolucionan, progresan, crecen... Un ejemplo es el emblemático milhojas de foie y turrón, cada vez con capas más finas y más delicado. Tampoco hay rutina en los arroces, donde los ingredientes y sus combinaciones son bien interpretados a la hora de concebir nuevos platos.

Menú de invierno

De martes a viernes, Palacio de Mijares cuenta con un menú diario de 19 euros con iva incluido, que lleva bodega y aperitivo de la casa. Aunque cambia cada día, un ejemplo se puede en una parrillada de verduras frescas o ensalada templada de queso de cabra, de primero; lubina asada sobre panadera o solomillo de vaca tudanca al wok, de segundo; y textura de chocolate o helado de vainilla con hojaldre.

Además, existen dos menús degustación, con buena relación precio calidad: uno de cuatro platos y otro de seis platos.

Un risotto de calamar y langostinos al Jerez; una merluza confitada; un solomillo a la parrilla; y unas migas de cacao y sopa de chocolate blanco conforman un ejemplo para un menú de 25 euros, que cambia cada semana. La degustación superior comienza con una ensalada templada de bacalao; sigue con arroz meloso de setas frescas y trufa negra; suprema de lubina a la sal; solomillo a la parrilla lacado; chocolate en texturas; y sorbete de frutas. En este caso el precio, también sin bodega, es de 38 euros.

Carta

En la carta, además hay otros platos que han tenido buena aceptación en la última temporada, como el lomo de ciervo; el huevo poché, patata y trufa; los callos de ternera estofados a la cazuela; o el bacalao confitado a 65º.

Cena maridaje

Finalmente, el próximo día 28 tendrá lugar una cena-maridaje con vinos de Bodegas Fariña (Toro).

Fotos

Vídeos